Tag: aceleradoras

El capital riesgo informal
El capital riesgo informal son todas aquellas inversiones que se llevan a cabo mediante Business Angels, fondos de crowdfunding, aceleradoras…
 
En 2016, la inversión de Business Angels que operan con aceleradoras y otros vehículos aumentó en un 198% con respecto al año anterior. Alcanzó un total de 118.7M€, de los cuales 102.8M corresponden a nuevas inversiones. Este crecimiento se relaciona directamente con la operación de Hawkers, con un valor de 50M€.
 
Por su parte, el número total de inversiones presentó un crecimiento del 26% con un total de 488 operaciones. De estas, 406 se clasificaron como nuevas y 86 como ampliaciones de capital. Se invirtió en un total de 412 empresas. El importe medio invertido en operaciones nuevas fue de 253.000 euros.
 
Del volumen invertido el 93% fue en empresas radicadas en España. El dinero restante fue invertido en 58 operaciones distribuidas en países Europeos. 38 operaciones entre América Latina y Asia y otras 6 inversiones en los Estados Unidos.
 
En cuanto a la fase en la que se encuentra la empresa, el 43% de nuevas inversiones fueron realizadas en fase semilla. Un 36% en fase de arranque, un 10% en Other early stage y un 11 % en later stage.

Inversores más activos en 2016:

Wayra fue el inversor/aceleradora que más nuevas inversiones acometió en 2016, con un total de 69 participadas, seguido de Impact con 42, y Lanzadera con 25. Por su parte entre los Business Angels, se destacan ESADE con 31 participadas y el IESE con 25. De las plataformas de Crowdfunding se destaca Crowdcube con 13 participadas.

Operaciones destacadas en 2016:

La ronda llevada a cabo por Hawkers marco las cifras del año, con un monto total de 50 millones de euros. Fue una operación liderada por un family office radicado en Panamá. Esta inversión le permitirá a la marca consolidarse en países europeos.
 
Otra operación destacada fue la de Cornerjob, la app móvil dirigida a la búsqueda de empleo y localización de candidatos recaudó un total de 19 millones de euros. La Startup invertirá los fondos obtenidos en mejorar su plataforma tecnológica y en su expansión internacional a Italia, México y Francia.
 
Job & Talent, la plataforma madrileña para la búsqueda de empleo, es otra de las Startups que sobresalieron en 2016, cerraron ronda de financiación de 37 millones de euros liderada por Atomico Kibo Ventures y otros Business Angels.
 
Por otra parte Glovo, la plataforma de domilicios radicada en Barcelona, cerró ronda por 5 millones de euros liderados por el fondo Francés de capital riesgo Entreé Capital y los españoles Seaya, Bonsai y Caixa CR.

Actividad sectorial:

El sector digital aumentó en un 74%, con un total de 90.6 millones de euros. Dos de cada tres inversiones acometidas en España fueron en el sector digital.
 
En el sector industrial, también se presentó un incremento del 72% con un total de 6.9 millones de euros y con un total de 15 inversiones.
 
El sector servicios tuvo un crecimiento del 39% con un total de 5.6 millones de euros y con 36 operaciones.
 
Por otra parte los sectores se Software y Biotecnología decrecieron en un 26% y 59% respectivamente. Alcanzando montos totales de inversión de 3.6 y 1.3 millones de euros.

Tamaño de las inversiones:

El 95.5% de las inversiones fueron inferiores a los 500.000 euros. Once inversiones se situaron entre los 500.000. Y un millón y 11 inversiones superaron la barrera del millón de euros.
 
Las inversiones por comunidad autónoma se distribuyen de la siguiente manera: Comunidad Valenciana 56.8 millones, Cataluña 34.4 millones, Comunidad de Madrid 15.1 millones.

Inversores

De los 74 inversores que mantenían alguna empresa en cartera, 66 estaban radicados en España. 28 en Cataluña, 24 en Madrid y 6 en la comunidad Valenciana. Los 8 inversionistas restantes, estaban radicados en el extranjero.
 

Nueva llamada a la acción

El papel de las aceleradoras
Por lo general, se incluye de manera errónea el papel de las aceleradoras. Se les asigna unas tareas de otro tipo de organizaciones. Suelen estar relacionadas con incubadoras, Business Angels e inversores de capital riesgo.
 
El papel de las aceleradoras son programas de una duración aproximada de un año. Su objetivo es ayudar a las empresas a definir y a construir sus productos iniciales. También identificar segmentos de clientes potenciales. Así como garantizar recursos, incluyendo el capital financiero y humano.

La inmensa mayoría de aceleradoras se centran en promover la innovación tecnológica y soluciones escalables.

El apoyo a las startups, suele darse mediante sesiones formativas, mentores, acceso a potenciales inversionistas… En algunos casos, reciben financiación y un espacio de oficinas. Pero esto va a cambio de un porcentaje sobre el capital de la empresa.
 

Nueva llamada a la acción

¿De dónde vienen las aceleradoras?

La primera aceleradora (YCombinator), apareció en el año 2005 en Cambridge. Su idea fue facilitar acceso al capital seed a los proyectos tecnológicos emergentes. Desde entonces, el sector de las aceleradoras ha crecido exponencialmente. Se ha convertido en un actor principal del ecosistema inversor, actuando como mentores. Su función es de patrocinadores y generadores de dealflow para inversores de capital riesgo y posibles socios comerciales. En la actualidad, aproximadamente un tercio del total de las aceleradoras a nivel mundial se encuentran en Europa.  

A partir de 2010, como respuesta al creciente interés de las grandes corporaciones por formar parte del ecosistema de las startups, surge un tipo especial de aceleradora:  

Aceleradoras corporativas: su aparición fue consecuencia de la voluntad de las grandes corporaciones de acercarse a emprendedores, con el fin de aumentar la innovación, conocer nuevas tecnologías, acceder a talento y asimilar nuevas formas de trabajo.   Son muchas las formas en las que las grandes corporaciones están accediendo al ecosistema de startups; en algunos casos prestan apoyo a aceleradoras con un enfoque industrial y en otras, crean asociaciones con otras aceleradoras independientes o se construyen internamente.

Beneficios de tener programas de aceleración en las grandes corporaciones:

Las aceleradoras corporativas son una manera de canalizar la innovación hacia la gran empresa, mantenerse a la vanguardia de las nuevas tendencias del mercado, además de ser un mecanismo que facilita los cambios en la cultura organizacional, debido a que las estructuras robustas de las grandes empresas no promueven una actitud emprendedora entre sus colaboradores.

Adicionalmente, existen beneficios colaterales tales como relaciones publicas y/o responsabilidad social corporativa.

Fuente: Informe de aceleradoras corporativas de Startups y transformación digital, realizado por Digital Migration Partners.

Nueva llamada a la acción