Tag: Consultoria financiera

Por qué el runway y el burn rate son vitales para tu empresa

Muchos emprendedores se ven sorprendidos ante la falta de caja cuando ocurren imprevistos, o no controlan cuán eficaces son sus gastos. Por eso, nueve de cada diez startups mueren por falta de financiación. Quizás has escuchado tanto a startups como a inversores los términos runway o burnrate. Se trata de uno de los indicadores vitales para saber la supervivencia de tu startup.

Desde que ponemos en marcha un negocio hasta que empezamos a tener beneficios, pasa un tiempo. Este período se le conoce como “Death Valley”; ya que en ocasiones es demasiado largo. La startup tiene que hacer un largo camino para atravesar este “desierto” y el combustible que necesita para sobrevivir no es otra cosa que dinero

Estas herramientas de previsión de Cash Flow son vitales para cualquier empresa, ya que así controlas cuánto entra y cuánto sale; y sabes cuánto dinero tienes en la cuenta del banco. En definitiva, indicadores de combustible y alcance.

El primer indicador es el runway definido cómo la cantidad de tiempo que una empresa tiene antes de quedarse sin efectivo y se mide en número de meses. Es decir, los meses de vida de tu empresa, o mirado desde otro punto: ¿Cuántos kilómetros puedo hacer con el combustible que tengo? 

En segundo lugar, está el burn rate que indica cuánta caja “quemas” al mes. Es decir, ¿A qué velocidad gasto caja al mes? El burn rate también nos indica si somos eficientes en nuestras operaciones. 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

Para tomar decisiones sobre el gasto operativo de la empresa, primero necesitamos saber cómo estamos. Es muy importante saber cómo van a afectar nuestras decisiones a nuestra tesorería, así como saber cuánto tiempo durará mi efectivo. De esta manera, te anticipas a la falta de liquidez y conoces el saldo de efectivo futuro con realidad. 

También nos indican cuán eficientes somos ya que vemos el uso de los recursos financieros de la empresa. Por eso, es una métrica clave para la toma de decisiones: nos permite controlar y gestionar la empresa; y decidir sobre los gastos operativos, ya sea aumentarlos o disminuirlos. 

De esta manera, controlando estos indicadores vitales de tesorería nos permitirá ampliar los meses de vida que tiene la compañía. Es sencillo: cuánto más controlemos el burnrate, más alargaremos el runway. De esta manera, podremos tener bajo control nuestros gastos y, por lo tanto, gastar en aquello que contribuye a hacer funcionar el negocio.

ESENCIAL PARA LAS RONDAS DE INVERSIÓN

Otra razón por la que es importante es para poder planificar cuándo necesitaremos financiación, y ayudarnos a planificar cuál de las cuatro fuentes de financiación vamos a utilizar. Hemos de tener en cuenta los cuatro tipos de financiación, ya sean socios fundadores, préstamos (es decir, más deuda), inversión a través de rondas o dinero a fondo perdido (que procede de premios, convocatorias, subvenciones, etc.)

El runway también te indica cuánto tiempo tienes para negociar la ronda. Si te queda poca caja, tienes un runway ajustado, significa que tienes poco tiempo y margen para poder negociar. Esto puede hacer que la startup acepte unas condiciones que no le acaben de encajar por necesidad.

En la ronda de inversión te preguntarán cuántos meses de runway financiará tu ronda de inversión: este cálculo debe estar fundamentado en los objetivos que esperas alcanzar y los planes correspondientes que implementarás.

Una recomendación que hacemos desde el equipo de Upbizor es realizar una ronda de financiación de 12 meses o más (siendo este más la facturación). De esta manera, debería permitirnos alcanzar los hitos en 12 meses aproximadamente. Y también hay que fijarse en el burnrate porqué siempre hay imprevistos. Por lo que lo mejor es que nunca supere el 10% de valor medio en la ronda.

En definitiva, es necesario que tengamos controlados ambos indicadores vitales de tesorería, ya que nos permiten saber cuánto tiempo de vida tiene nuestra empresa y cuán eficientes somos con nuestros gastos. De ahí la importancia de tener buen CFO o departamento financiero: nos permite actuar y tomar decisiones estratégicas para seguir creciendo.

Qué es el cashflow y por qué lo necesitas

Uno de los principales problemas de hacer un análisis contable es sincronizarlo con tu realidad financiera. Por eso, es importante que un emprendedor sepa qué tiene en la caja para poder tomar decisiones en el día a día. Quizás has oído que la herramienta para poder qué es el cashflow o flujo de caja. En este post te explicaremos qué es, cómo calcularlo y te dejamos una plantilla para que tú puedas calcularlo.

El cashflow es el indicador financiero básico de la liquidez de la empresa. Éste nos permite saber su estado real en un momento determinado del tiempo. Se mide a través de las entradas y salidas de efectivo que ocurren dentro de un periodo; y por eso podemos ver y analizar en detalle de la operativa de la misma.

Esta herramienta es esencial para poder tomar decisiones en la empresa. El cashflow muestra con claridad si hay algún problema con la liquidez o con la viabilidad del proyecto a corto plazo. Si el cashflow es negativo, la empresa no puede hacer frente a sus pagos. Por eso, tener controlado el flujo de caja es saber los meses que tenemos circulante disponible para afrontar la operativa de la empresa. Es decir, es vital para articular planes de financiación externa cuando haga falta y garantizar de esta manera la supervivencia del proyecto.

¿CÓMO SE CALCULA?

El cashflow tiene un cálculo muy sencillo: es el resultado de la suma de los ingresos y, a estos, se le restan todos los gastos. El poder de este cálculo reside en los puntos de vista que te puede llegar a dar. Aquí abajo desglosamos cada una de ellas para entender que nos dicen.

TIPOS DE CASH FLOWS

El cashflow lo puedes separar en 3 vistas diferentes. Así entendemos que ingresos y qué gastos de la empresa son producto de la operativa, de la inversión y de la financiación respectivamente.

FLUJO DE CAJA OPERACIONAL

En el flujo de caja operacional (o de explotación) vienen los ingresos ordinarios relacionados con la actividad directa de la empresa. Es decir, del día a día, principalmente de ventas, que son las que generan importantes flujos de efectivo. Este flujo de caja nos permite identificar los ingresos y costes que están asociados a la actividad económica de la empresa. Así, en un primer vistazo, determinamos si la empresa es rentable y si sobrevive gracias a su propia actividad.

FLUJO DE CAJA DE INVERSIÓN

El flujo de caja de inversión guarda relación con las entradas y salidas de dinero que tienen como objetivo el desarrollo de la empresa en términos de crecimiento, excluyendo de ello la operación regular. Sobre todo está relacionado con ingresos de inversión. Por ejemplo, si entra una ronda de financiación es calculado como caja de inversión. Es importante distinguir esto; ya que puedes ver comportamientos y entender, si un mes puntual hay un exceso de gastos, responden a la inversión.

FLUJO DE CAJA DE FINANCIAMIENTO

Finalmente, el flujo de caja de financiamiento proviene de las actividades que cambian el capital propio del negocio y las deudas asumidas. Es decir, de la diferencia entre las entradas y salidas de efectivo relacionadas con la financiación de la compañía.

Todos los tipos de cashflow se han de tener en cuenta ya todos afectan al estado de la empresa. Si bien es verdad que el de explotación o operación es el que mejor muestra el estado diario, es importante vigilar tanto la de inversión como de financiación. La sumatoria de los 3 cashflows al final del período es el cashflow real de la empresa.

PORQUÉ LO NECESITAS

Tener controlado el cashflow es una necesidad, ya que es una herramienta financiera básica. En primer lugar, vemos la salud financiera de la empresa. Podremos saber si somos capaces de cumplir con nuestros pagos, con nuestros proveedores o si tendremos exceso de caja.

Esto nos da margen para prever cualquier problema de liquidez y de revisarlo con el tiempo suficiente. Le da a la empresa la posibilidad de, con un tiempo prudente, buscar los caminos que sean más apropiados según su tipología para financiarse. Detectar estos problemas de manera temprana nos puede ayudar a solucionarlos antes de que suceda.

De la misma manera, nos sirve para analizar la viabilidad de inversiones y nos ayuda a entender de qué manera está creciendo el negocio.

En definitiva, el cashflow es un indicador la salud de una empresa, más allá de los resultados aparentes. Por eso es una herramienta esencial para anticiparse a los posibles problemas de liquidez y, consecuentemente, de viabilidad.

Si quieres saber en qué estado se encuentra tu empresa, te dejamos aquí abajo una plantilla para que tú puedas calcular tu cashflow.

Nueva llamada a la acción

Plan de contingencia para sobrevivir al COVID-19

El paquete de medidas financieras de Upbizor ha sido distribuido entre más de 800 personas. Creando el interés y colaboración de organizaciones como Lexcrea o Conector Startup Accelerator

Durante estas semanas, hemos preparado una serie de consejos para crear un plan de contingencia eficiente con una gran idea central. Cash is King”. En estos momentos de gran incertidumbre, pensar a largo plazo no es eficiente. Centrarse en las operaciones del día a día y en la tesorería es lo que es más acertado. “Aun no sabemos cuando saldremos del túnel. Hemos de centrarnos en la liquidez y la supervivencia. Es fundamental”.

“Se ha de frenar la caja de inversión. Frenar todo gasto que no genere un ingreso inmediato”. La aplicación de capital, asimismo, van a ser más difícil debido a la incertidumbre. Hay que tener en cuenta que en las últimas semanas se ha entrado en una nueva dinámica. No sólo se busca recortar gastos, sino buscar ingresos tácticos de cara al tercer y cuarto trimestre. Aunque éstos no estén asociados 100% a nuestra actividad.

Nueva llamada a la acción

Asimismo, hemos recopilado una batería de medidas financieras concretas asociadas a los últimos BOE publicados. Entre éstas, se encuentran los aplazamientos de deudas tributarias, aplazamiento de los préstamos públicos (demorando la amortización) y los diferentes planes de liquidez que han salido, como las propuestas del ICO para el sector turístico o el ICF con el programa Avalis.

“Nuestro equipo se ha volcado desde el 13 de marzo en esta crisis para tratar de articular todas las medidas de liquidez para nuestros clientes. Queremos ayudar las empresas a sortear esta crisis facilitando información sobre cómo hacer un planteamiento estratégico eficiente para salir de ello, y evitar que las empresas mueran”.

Jordi Altimira, CEO y partner de UpBizor, cuenta con la experiencia de haber vivido dos crisis anteriores a esta: “Los momentos de crisis pasan. Ha habido y tendremos, ahora es momento de ser resilientes”. Aún así, recomienda que el plan de contingencia se mantenga durante este 2020.

Más información en SatyUp.

Nuestro canal de YouTube

#WeStayUpwithYou

Nueva llamada a la acción

Las claves de la escalabilidad

A finales de año, la revista Emprendedores publicó una entrevista hecha a miembros del equipo UpBizor. Explicaron con su experiencia y conocimientos las claves de la escalabilidad y sus factores.

¿Es escalable un proyecto que aumenta sus beneficios a medida que aumentan sus ventas? Si. Todas las empresas que aumentan sus beneficios a medida que aumentan sus ventas son escalables. Literalmente todas las empresas – excepto las quebradas – serían escalables.

Es difícil definir la escalabilidad. Aún así, podemos definir unos factores que ayudan a entender si la empresa es o no es escalable y a conseguir tal proceso.

FACTORES DE LA ESCALABILIDAD

La empresa no debe depender de los fundadores para vender.

El negocio no puede estar ligado a una persona. Esta tiene unos límites, y a su vez, limitan la empresa poniendo techo a su crecimiento. Para ser escalable, una empresa debe depender de sus procesos y no de sus empleados. No se debe depender de los que han operado hasta el momento. Cada persona debe ser sustituible sin que la empresa decaiga por ello.

Capaz de generar más beneficios sin aumentar costes.

El modelo de negocio debe permitir aumentar beneficios sin aumentar costes. De igual forma aumentando los beneficios y las ventas. No debe cambiar el sistema de costes de la empresa. Así no se consigue ser rentable y menos escalable.

Saber en cuanto se multiplica aquello que inviertes en marketing y ventas.

Los procesos de marketing y ventas son esenciales para poder escalar un negocio. Una de las claves de un proyecto realmente escalable es la capacidad de convertir cada euro que se invierta en marketing y ventas en X veces esa cantidad en beneficios brutos. Las ventas acostumbran a ser la base de los beneficios de cada negocio, y el marketing ayuda a aumentarlas. No obstante, si el esfuerzo en marketing es mayor de los beneficios obtenidos, algo no está funcionando. Es por esto que se deben tener claros los objetivos monetarios a los que se quiere llegar en cada inversión.

Customer churn aceptable.

Se debe tener un customer churn aceptable. Esta es la tasa de cancelación en porcentaje de clientes o suscriptores que dejan de utilizar los servicios que ofrece una empresa. De poco sirve mantener todo lo anterior si pierdes cada cliente que ganas. Es mucho más rentable fidelizar que captar nuevos clientes. Mejor que invertir 10M de euros en marketing para recibir x veces esa cantidad, es poder aumentar el LTV de tus clientes actuales con un gasto de 0 euros en coste de captación adicional.

Por lo tanto, cuantas más las claves de la escalabilidad se junten, más se va creando la estructura ideal para escalar esa compañía. Ahora el reto residirá en tener el capital para alimentar el proceso.

CASO DE ÉXITO: Techherox

“Gender doesn’t matter if you have a passion for what you do.”

Marissa Mayer

TechHeroX es una compañía Española dedicada a la producción de experiencias educativas on-line. Utiliza las últimas tecnologías para crear modelos de aprendizaje que se adapten a las nuevas generaciones. Además, una de sus iniciativas es su APP Gamificada para el Mobile Learning.

TechHeroX ha escalado en gran medida por la dedicación de María Laura. Su fundadora tenía más de 10 años de experiencia en el sector de e-learning con los primeros MOOCs aplicados en España y Latinoamérica. Por eso, buscó la manera de implementar una metodología de interacción en la formación en el ámbito corporativo.

UpBizor me llamó la atención, me disteis muy buena espina y me sentí muy cómoda hablando con vosotros. Además, este concepto de flexibilidad es muy importante para un emprendedor”.

En su aplicación móvil y su versión web, TechHeroX incorporó el storytelling, microlearning, y gamificación. Todo para llegar a los profesionales mediante videos e infografías interactivas, podcasts, chatbots y cartas digitales y otros mecanismos en on-line. Haciendo mucho más dinámico el aprendizaje. El proyecto se fundamenta en los últimos estudios neuroeducación. Estudian que experiencias y emociones son fundamentales para potenciar y generar conocimiento en los profesionales.

“Intentamos potenciar que haya mujeres, luchamos día a día la perspectiva de género. Si necesitamos desarrollar referentes intentamos que sean el 50% mujeres”.

Actualmente TechHeroX ha sido elegida una de las 8 startups europeas en la Aceleradora de Ciberseguridad de Google 2019-2020. Destaca entre las elegidas por ser la única mujer CEO y Co-founder con un producto tecnológico con recursos formativos dirigidos a la concienciación en Ciberseguridad y Protección de Datos. Además, Incibe los nombró, este año, una de las 10 Startups más disruptivas en Ciberseguridad.

“Quiero transmitir lo que siento cuando aprendo algo nuevo”

María nos cuenta que lo que quieren es convertirse en una empresa que tenga un catalogo muy amplio de experiencias formativas y que sean muy atractivas. Pretenden ayudar realmente a desmitificar y democratizar temáticas que generan unas barreras de conocimiento a los profesionales.

Consideran la tecnología como un canal, una “una herramienta que nos acompaña en el día a día y nos ayuda a llegar a la audiencia potencial.”

Nueva llamada a la acción