Tag: deducciones fiscales por I+D+i

Deducciones fiscales por I+D+i
Las deducciones fiscales por I+D+i tienen el objetivo de impulsar la innovación empresarial. Para ello, hay instrumentos como las bonificaciones y los incentivos fiscales.
 
Estos incentivos están basados en deducciones sobre el impuesto de sociedades. Se debe de realizar un proyecto de investigación y desarrollo y/o innovación tecnológica. Es decir, aquellos que desarrollan un producto o servicio totalmente novedoso.
 
Tanto los incentivos fiscales como las bonificaciones son de carácter horizontal y su aplicación es libre y general. Por lo que, no existe concurrencia competitiva ni un presupuesto límite predefinido. Estos instrumentos están orientados a incentivar la iniciativa del sector privado. Y no condiciona el ámbito innovador al que se orienta la empresa. Es decir, que no se limitan a determinadas áreas, programas o iniciativas.
 
Las deducciones fiscales por I+D+i y por IT son instrumentos para fomentar la investigación y desarrollo empresarial. Su destinatario son los sujetos pasivos de dicho impuesto.
VENTAJAS DE LAS DEDUCCIONES
El sistema español de deducciones fiscales es uno de los más favorables del mundo. Pueden alcanzar hasta un 42% de los gastos directos. Las ventajas de dichas deducciones son:
  • Efectos económicos equiparables a los de la subvención, pero sin tributar.
  • Aplicación libre, para todo tipo de áreas de conocimiento y volúmenes de gasto. Y general, para todas las empresas, sea cual fuere su tamaño.
  • Deducciones no sometidas a concurrencia competitiva con un presupuesto predefinido. Es decir, las genera cada empresa cuando realizan actividades de I+D y/o IT. De acuerdo con las definiciones establecidas en la Ley del Impuesto de Sociedades.
  • La generación de la deducción fiscal es proporcional a las actividades de I+D+i desarrolladas y se aplica en la liquidación anual del impuesto de sociedades, hasta cierto límite de cuota. No obstante, la deducción generada pero no aplicada puede aplicarse en ejercicios posteriores, e incluso existe un supuesto de adelanto monetario de la deducción pendiente de aplicar.
  • Las deducciones por I+D o IT generadas y no aplicadas por alcanzar el límite de cuota no se pierden, se pueden aplicar en los 18 años inmediatos y sucesivos.
  • Bajo determinados supuestos, como lo puede ser una crisis económica, la empresa puede aplicarse las deducciones por I+D o IT generadas hasta el 100% de la cuota íntegra minorada y si aun así quedara deducción pendiente por aplicar, la empresa podrá solicitar su abono a la administración tributaria a través de la declaración del impuesto de sociedades.
CARACTERÍSTICAS
En el caso de actividades de investigación y desarrollo se podrá deducir 25% hasta la media de los dos años anteriores + 42% sobre el exceso de los dos años anteriores + una deducción adicional del 17% en caso de tener personal investigador adscrito exclusivamente a I+D. Además de una deducción adicional de un 8% sobre las inversiones dedicadas exclusivamente a I+D.
 
Por su parte, en el caso de actividades de innovación tecnológica se podrá deducir el 12% de los gastos correspondiente a actividades de:
 
  • Diagnostico tecnológico tendentes a la identificación, definición y orientación de soluciones tecnológicas avanzadas, diseño industrial e ingeniería de procesos de producción, adquisición de tecnología avanzada y obtención del certificado de las normas de aseguramiento de la calidad ISO 9000 y GMP.
En UpBizor somos expertos en identificar actividades susceptibles de deducción fiscal y maximizamos los beneficios obtenidos por el gasto incurrido en I+D+i y IT. ¡Si tienes proyectos en tu empresa que sean deducibles sobre el impuesto de sociedades, no dudes en contactarnos!
 

Nueva llamada a la acción