Tag: Financiación sin perder equity

Eficiencia en capital: Ingreso versus capital invertido

Cuando eres una empresa que crece a un ritmo elevado, y el burn rate empieza a ser significativo para financiar ese crecimiento, si quieres mantener el ‘ownership’ como equipo fundador, una de las variables claves a tener en cuenta es la eficiencia en capital.

La medida de eficiencia en capital por excelencia es el ingreso versus el total de capital invertido. En fases iniciales de ‘revenue’, la métrica resulta un poco desproporcionada, de todas formas con el crecimiento del negocio y las correspondientes economías de escala (normalmente a partir de 2M en facturación), los valores toman sentido.

En la siguiente tabla, se observa la eficiencia en capital de varias tech ‘startups’ antes de realizar la IPO (salida a bolsa).

Las métricas varían por industria y vertical. De esta forma, la mediana es de $0,58 de ingreso por $1 invertido en los SaaS, $0,62 en social media, $0,50 en marketplaces, y 0,50 en distribuidores de contenido.

¿Por qué motivo se acepta generar menos de $1 de ingreso por $1 invertido en esta tipología de negocios?

Fundamentalmente, dado que el cliente vuelve con cierta asiduidad. Por ejemplo, negocios SaaS que cotizan en bolsa tienden a tener una retención del 100%, en consecuencia, los clientes renuevan sus subscripciones anualmente, generando para la empresa $0,58 por $1 invertido cada año. Al cabo de 5 años, el SaaS habrá generado $2,90 en ingreso por $1 invertido, dolar que fue necesario para construir el negocio.

Algunos negocios que rápidamente son rentables, requieren menos capital y de esta forma son más eficientes. Por ejemplo, la mediana en eficiencia en capital es de $3,63 en hardware, $1,10 en pagos y $2,11 en e-commerce. Sin embargo, no son necesariamente mejores empresas, ya que es posible que sus clientes no regresen con tanta frecuencia (por lo tanto, deben ser rentables en la venta inicial). De hecho, ¿con qué frecuencia te has cambiado de ordenador? Probablemente no sea anual, en cambio el pago del software si que se realiza todos los años.

Una vez realizada la serie A, observa de cerca la eficiencia en capital y asegura que las métricas siempre mejoran. Si creces con esa visión, puedes lograr las métricas de la tabla anterior.

Nos vienen unos años donde la eficiencia en capital va a volver a ser clave, y muchos negocios harán de la necesidad virtud.

¿Puede una empresa tomar decisiones de espaldas a la caja?

Jonatán Lara
CFO

Las previsiones de tesorería en concreto, y los planes de negocio en general, sirven para apoyarnos en la toma de decisiones del día a día, entre otras cosas. Por ese motivo, no se deberían tomar decisiones de espaldas a la caja. Podemos dividir la toma de decisión en tres momentos del tiempo: 

Previsión

Esta fase surge previo a la toma de decisiones y ayuda a elegir la mejor decisión posible para el futuro. Un claro ejemplo sería la decisión de bajar precios de nuestro producto/servicio. Se identifican aquellos conceptos que van a ser determinantes en nuestro modelo de negocio, para trabajarlos con el máximo detalle posible en el momento de hacer las previsiones.

Es importante tener en cuenta que si hacemos previsiones sobre eventos futuros, hemos de hacer una reflexión sobre todos los gastos e ingresos que vamos a tener, y todos los pagos y cobros que se generarán. Por ejemplo, una empresa que fabrica algo tangible deberá dedicar mucha atención a los costes de producción, diseño de prototipos, gestión de producción… En cualquier modelo, los costes de adquisición de clientes serán una variable crítica también y te ayudarán a determinar si lo que estás invirtiendo en la captación está siendo rentable o está dando resultados en las ventas. 

Hay que tener presente que no hay que olvidar variables “menos económicas”, como podrían ser el nivel de clientes o usuarios, la estacionalidad del modelo de negocio, el impacto de la competencia, etc.

Es muy importante no trabajar con datos fijos, sino con datos variables, para poder evaluar el impacto de desviaciones en los costes, la sensibilidad del modelo. En esta fase tenemos que montar nuestra estructura de previsiones de negocio y, por lo tanto, también la estructura de tesorería. Hay que observar bien si una idea es sostenible en términos de rentabilidad desde el principio. 

Nueva llamada a la acción

Análisis

Una vez que vas trabajando en tu negocio después de construir las provisiones, van surgiendo una serie de decisiones que hay que tomar en base a las desviaciones de ingresos y de gastos, que se compararán con las previsiones iniciales. Es importante tener la información correcta para tomar la decisión ágilmente y minimizando los riesgos de error.

  • Revisión de hipótesis: Tener unas previsiones financieras bien estructuradas me permitirá saber rápidamente hasta dónde puedo llegar con el proveedor para aceptar las nuevas condiciones, y ayudarme a enfocar la negociación. Un caso práctico en el que se debe revisar la hipótesis por ejemplo, es cuando te quedas corto en la previsión de un gasto y el proveedor te exige más precio, porque si la empresa es joven, hay poco track record y no puede financiarse con un aplazamiento del pago.
  • Nuevas hipótesis: la mejor manera de enfocar un evento extraordinario, como el modelo de ingresos o un coste no previsto, es confrontarlo con las previsiones financieras y saber qué impacto tendrán en la caja.

Reflexión

Esta fase surge después de tomar la decisión, es decir, es el momento de examen de conciencia. En este periodo tenemos que reflexionar el motivo por el cual ha surgido una hipótesis. En otras palabras, hay que analizar los factores que han provocado ese cambio en las previsiones iniciales para reducir la probabilidad de que vuelva a suceder. 

Conclusión

Tomar una decisión de espaldas a la caja es posible, aunque conviene no hacerlo. Cuando se llega a la fase de toma de decisiones, se ha de estar preparado y tener información de calidad para ser ágil y eficaz frente a las decisiones que hay que tomar. Un mal proceso o simplemente, tomar decisiones de espaldas a la caja puede provocar una serie de consecuencias, como lo sería una rotura de caja provocando una reducción del runaway, o limitando el crecimiento que reduciría la posibilidad de invertir en acciones que te generen nuevos o más ingresos. La toma de decisiones en una empresa es un proceso clave para determinar la marcha y el futuro de la propia empresa.

Nueva llamada a la acción

¿Qué porcentaje de mi startup debo ceder?

Jonatán Lara
CFO

Uno de los debates habituales con las startups que están preparando una ronda de financiación es qué porcentaje tienen que ceder a los inversores, es decir, cuánto diluirse en la ronda.

Es bastante común que el inversor no coincida con el porcentaje que el emprendedor tiene en mente. Si hay planeación previa, entonces es seguro que los argumentos del emprendedor serán sólidos pero no imbatibles. Es crucial hacer una valoración de la startup ya que es una realidad donde la estimación conlleva una buena cantidad de supuestos y por lo tanto encierra incertidumbres.

Valoración de la Startup

Saber cuánto vale la startup antes de la ronda de financiación es clave para fortalecer la relación entre el emprendedor y el inversor. Por ejemplo, si nos encontramos con una startup de menos de cinco años los métodos tradicionales de valoración no son confiables o no se pueden aplicar. Por lo tanto hay dos opciones viables: aplicar los descuentos de flujo de caja proyectando los resultados de los próximos años y estableciendo un valor presente, o por comparación con otras empresas similares.

Esta comparación se basa en un análisis exhaustivo, con características más cualitativas que cuantitativas, que permite inferir que “mi empresa” se parece a otra empresa ya existente de la cual se conoce información reportada en fuentes de consulta públicas de confianza.

Independientemente de la decisión del método de valoración a seguir, el emprendedor tiene que ser consciente de que el valor en moneda de la empresa está determinado por el porcentaje que esté dispuesto a ceder a los inversionistas, dinero con el cual la empresa tiene que crecer lo suficiente para lograr el objetivo trazado. 

En ocasiones se necesitan de siguientes rondas, y si el emprendedor no asegura el “combustible” para llegar a su próximo hito entonces simplemente no podrá convencer a ningún inversionista. Es interesante conocer el impacto de las rondas de financiación en el valor económico de la startup. Estos análisis permitirán ver escenarios de la dilución de los fundadores versus el aumento del valor de la empresa. 

Para hacer este análisis, habrá dos herramientas clave que ayudarán al respecto: el Cap Table o accionariado y el Road Map de rondas de inversión.

Nueva llamada a la acción

¿Qué porcentaje debo ceder?

Durante la fase Seed (Business Angels, Micro VC, VC), los expertos recomiendan ceder entre un 10% y 20% del valor de la empresa. El objetivo principal, es no perder el control de la startup.

Sin embargo, ceder un porcentaje superior al 20% (usualmente, fase Growth) bajo unos compromisos de recuperación de participación por cumplimiento de hitos es otra manera de encarar al inversionista. El inversionista sabe muy bien que el corazón del proyecto está en sus fundadores y que es precisamente esto lo que lo motivó a asumir riesgos en conjunto.

Una de las claves del asunto, es tomar las decisiones con un modelo de negocio claro, con unos criterios financieros sensatos y con conocimientos amplios del mercado. Tomes la decisión que tomes, es importante tener en cuenta que el verdadero juez es la ley de la oferta y demanda. No hay que perder de vista que lo bueno para el capital de la empresa no siempre es bueno para el negocio.

Paul Graham: <The Equity Equation>

Según un post de Paul Graham llamado «The Equity Equation» existe un método de valoración de la Startup para dar entrada a los inversores, empleados o advisors, en función del valor que aporten a la compañía. Este método no da el valor absoluto de la Startup en euros o dólares, sino el porcentaje que se le otorgará al tercero.

Este método considera la N como la fracción de la empresa que se le está cediendo al inversionista. Entonces, el “acuerdo” será genial si el emprendedor considera que con la intervención del inversionista los resultados de la empresa serán iguales o superiores al factor 1 / (1 – N).

Conclusión

La mejor respuesta del emprendedor es no encerrarse en una sola posición. Hay que escuchar al inversor, ya que tiene un punto de vista que aportar y que puede ser interesante para el empresario. Por ese motivo, es imprescindible conocer y comprender mucho mejor acerca de las distintas rondas de financiación que existen. 

Nueva llamada a la acción

Nueva convocatoria con los fondos europeos: Líneas Estratégicas de 2021

LA AEI (Agencia Estatal de Investigación) ha avanzado las condiciones previstas para la nueva convocatoria para proyectos en I+D+i en Líneas Estratégicas. Se tratas de una de las primeras convocatorias para empresas que anuncia la Agencia con los fondos Next Generation EU. Además, la solicitud de la ayuda será muy similar a un Retos Colaboración.

Se esperan tres convocatorias financiadas por los fondos Next Generation EU y fondos del plan estatal. Estas serán las del 2021, 2022, y del 2023. Asimismo, se espera que en las próximas semanas se apruebe el Plan Estatal I+D+i 2021 – 2023, que cuenta con una dotación económica de 70 millones de euros para los tres ejercicios: 35 millones destinados a subvención y 35 millones a préstamo.

Se estima que se abrirá la convocatoria alrededor de abril 2021 y se espera financiar unos 40-50 proyectos en total.

Las líneas estratégicas (o topics) los puedes encontrar aquí.

¿QUÉ OBJETIVO TIENE?

Esta convocatoria tiene como objetivo financiar proyectos en colaboración entre empresas y organismos de investigación y está previsto que abra en abril. Va dirigido a dar respuesta a los retos expresados en forma de tema (topics).

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?

  • Empresas
  • Organismos públicos de investigación
  • Universidades públicas
  • Institutos de investigación sanitaria
  • Otros centros públicos de I+D
  • Centros tecnológicos
  • Universidades privadas
  • Otros centros privados de I+D
  • Asociaciones empresariales

CARACTERÍSTICAS

Para poder acceder a estas ayudas, el consorcio:

  • Ha de tener mínimo un organismo de investigación (público o privado) y una empresa.
  • Participación mínima de los miembros: 10% del presupuesto.
  • Participación máxima de una empresa: 70% del presupuesto del proyecto.
  • Coordinación del proyecto: podrá coordinar el proyecto cualquiera de los miembros del consorcio (organismo de investigación o empresa)

Nueva llamada a la acción

CARACTERÍSTICAS DE LOS PROYECTOS PRESENTADOS

Inicio de la ejecución de los proyectos se estima para el último trimestre de 2021. Asimismo, el periodo financiable será de 3 años, y su presupuesto vendrá determinado por las actividades propuestas y su adecuación, tanto a los objetivos de los proyectos como a la finalización de la convocatoria.

CONCEPTOS FINANCIABLES

  • Personal
  • Aparatos y equipos
  • Materiales relacionados directamente con el proyecto
  • Informe de auditoría y viajes
  • Consultoría
  • Solicitud de patentes
  • Asistencia técnica
  • Subcontrataciones.

Los préstamos concedidos inferiores a 200.000€ por entidad, los préstamos inferiores a 1.000.000€ por proyecto y totalidad de beneficiarios estarán exceptos de garantías. En el resto de casos, la garantía será del 25%.

MODALIDAD DE LA SUBVENCIÓN

  • Organismos I+D públicos: costes marginales y subvención hasta 100%.
  • Organismos I+D privados: costes totales y subvención hasta 100%.
  • Empresas: costes totales, préstamos, hasta un 95% en función del tamaño de la empresa y de su situación financiera. En el caso de empresas públicas, éstas recibirán subvención máxima del 65%.

De la misma manera, aclarar que este nuevo programa de “Proyectos de I+D+i en Líneas Estratégicas” no sustituye al programa Retos – Colaboración. Se prevé su publicación a mitad de año y estará definido en el nuevo Plan Estatal I+D+i 2021-2023.

Si quieres conocer mejor cómo se va a distribuir los Fondos Europeos, te dejamos cómo se distribuirán los 27 millones de euros adelantados en los presupuestos del Estado.

Fuente: Agencia Estatal de Investigación (AEI)

Nueva llamada a la acción

Créditos para las empresas

Claudia Londoño
Desarrollo de negocio

Un crédito es un préstamo de dinero en el cual se genera una obligación de devolución de la cuantía pactada. Generalmente los créditos para las empresas (o todos en general) se otorgan a través de entidades financieras y las solicitan empresas cuando necesitan liquidez para el día a día. 

Esto no siempre ocurre ya que durante las crisis económicas las entidades suelen conceder menos financiación, pero para eso existen una serie de operaciones totalmente legales que hacen posible el logro de un crédito. 

La cesión de crédito

Esta es, la que encontramos muchas veces en los balances de una empresa como activo en forma de derechos de crédito de los cuales la misma empresa es acreedora. Esta operación que hace posible la comercialización necesita de dos figuras, el cedente, aquel que cede su derecho a cobrar el crédito; y el cesionario, aquella compañía o persona que compra el derecho a cobro. Lo diferencial de esta operación es que ninguna de las partes debe de informar al deudor de esta cesión de derecho, por lo que el cedente tampoco responde ante el impago del deudor. 

  • Cesión de crédito con o sin recurso: en caso de ser sin recurso, la empresa puede realizar la venta de sus créditos en distintos formatos como facturas, recibos… (La cesión de crédito sin recurso consiste en que una empresa realiza la venta de sus créditos a terceros independientemente de la forma en la que se encuentren documentados (facturas, letras, recibos…etc). La particularidad de que sea sin recurso es que el cedente no está obligado a responder de la insolvencia del deudor en caso de impago.)

Contrato de cesión de crédito: este es el documento o contrato en el cual queda estipulado la cesión de derecho de cobro por parte del cedente hacia el cesario. 

Nueva llamada a la acción

La póliza de crédito

Este es un contrato en el cual una entidad bancaria le proporciona un crédito de una determinada cantidad de dinero para ofrecer liquidez a la empresa beneficiaria con la idea de suplir los gastos de las actividades cotidianas. Antes de ofrecer este crédito, el banco hace un estudio de solvencia, de capacidad de pago y probabilidad de impago de la empresa a la que se lo concede. Debe ser un documento en donde estén pactados los gastos, el interés, las comisiones… Además, debe estar revisado y autorizado por un notario con una renovación anual. Este contrato permite poder utilizar la cuenta a medida que se van realizando ingresos. 

Línea de crédito

Esta es una operación de crédito en la cual la entidad bancaria pone a disposición del beneficiario una cantidad de dinero determinada la cual dispone en un periodo de tiempo concreto, con el fin de utilizarlo en el momento más preciso para financiar el activo circulante, en el caso de las empresas.

Para concluir, debemos destacar que hay una gran diferencia entre crédito y préstamo, ya que es una confusión bastante habitual. Si tienes dudas, te dejamos un blog aquí. Si quieres saber más sobre los créditos para las empresas, llámanos y te las resolvemos.

Nueva llamada a la acción

Dilución: Qué es y cómo me puede afectar como inversor

Jose Muñoz
Analista financiero

Cuando una startup amplia capital, el concepto de dilución le sigue muy de cerca. Este término hace referencia a la disminución del porcentaje de “ownership” o acciones de los socios de una empresa a causa de la ampliación de capital.

Para analizar en qué consiste, primero aclarar dos conceptos fundamentales cuando hablamos de rondas de financiación: la valoración premoney y la valoración postmoney. La valoración premoney es simplemente la valoración previa de la startup a la ampliación de capital. En cambio, la valoración postmoney consiste en la suma de la valoración premoney y la cantidad que han aportado los inversores.

¿CÓMO SE CALCULA?

Para calcular la dilución en sí, basta con recalcular los porcentajes de acciones que posee cada uno teniendo en cuenta ambas valoraciones, es decir, el postmoney y el valor que entra.

Pongamos un ejemplo: hay 4 socios con un premoney de 400.000€ y hay una ampliación de 100.000€, haciendo una valoración postmoney de 500.000€. Por lo tanto, al inicio cada socio poseía el 25% de las acciones, pero ahora el inversor ha conseguido captar un 20% del valor de la empresa.

¿Qué pasa con los porcentajes de los socios? Hay un 20% de las acciones que ya no les pertenecen: se han diluido. Para ser más precisos, realmente tienen el mismo número de participaciones, pero al haber más acciones emitidas el porcentaje es menor. Cada socio ha visto como su propiedad se ha visto reducida proporcionalmente, perdiendo un 5% cada uno. Ahora cada uno tiene una propiedad o “ownership” del 20%.

¿ES BUENA LA DILUCIÓN?

Ahora bien, aunque sea lo que todo fundador tema, ¿Es mala la dilución? Y la respuesta es: depende. Cómo todo: Si el beneficio de diluirte es mucho mayor que la pérdida de la propiedad es buena.

Aun así, hay que poner estrategia. Sabemos que la media de empresas tecnológicas europeas se venden, cómo máximo, por 50 millones de euros (puedes ver todas las conclusiones que resumimos sobre el State of European Tech).

Al inicio, se recomienda que no haya demasiados socios fundadores (con 2 o 3 es más que suficiente) y, cuando vamos a buscar financiación a los FFF (y no, no es nuestro podcast Finanzas Frente a Frente; nos referimos a los Family, Friends and Fools) intentar no ceder demasiadas participaciones.

Nueva llamada a la acción

UTILIDAD

La dilución, por tanto, forma parte de la evolución natural de la empresa, ya que, para que el proyecto salga adelante, es muy probable que necesite alguna ronda alguna vez en el caso de que quieras un crecimiento muy rápido. En el caso de negocios rentables con CFO>0 (cashflow operativo positivo), se pueden autofinanciar el crecimiento de manera orgánica con la caja que generan.

Dependiendo de la fase en la que se encuentra la startup tendrá una dilución u otra, pues cada empresa crece en tamaño de una forma proporcional al valor que es capaz de aportar al mercado. Esto se ve reflejado en el cab table, que es el documento que refleja la estructura de capital de la compañía.

Al inicio, es habitual que el equipo fundador tenga entorno el 80-90% de acciones. A media que la empresa va avanzando y demuestre que es capaz de escalar, la situación óptima es algo más del 60-70%, con su correcta distribución.

Por ello, se recomienda ceder en cada ronda entre un 10 o 15%, aunque puede variar dependiendo de la industria.

La pérdida de control sobre la startup, es un debate todavía existente, pues el carácter positivo o negativo que genera es, en muchas ocasiones, ambiguo.

En primer lugar, la empresa ve incrementado su valor. Si bien, como hemos mencionado antes, los fundadores pierden poder en la empresa, suele ocurrir que sus participaciones tienen más valor que antes, ya que la valoración postmoney es mayor.

Y lo mismo para los inversores: el hecho de la ampliación de capital (en el caso de que no quieran aportar más capital) hará que, pese a verse reducidas (no se reducen de manera absoluta, pero si de manera relativa al haber más) , sus participaciones sean más valiosas, y consecuentemente, el dinero que no se utilice para mantener ese porcentaje de “ownership” puede invertirse en otras empresas.  De esta manera, pueden diversificar el riesgo.

La gran desventaja suele ser que el equipo fundador, al ver su poder de decisión tan reducido, pierdan la motivación al no tener incentivos. Es interesante mantener al equipo fundador hasta  el final, al igual que es importante que los intereses de los inversores y el equipo fundador estén alineados. La manera de que se mantengan en el puesto es que el coste de oportunidad sea menor al valor de su “ownership”.

PACTO ANTI-DILUCIÓN

Hay algunos fundadores que en el pacto de socios incluyen una cláusula anti-dilución. Esta cláusula sirve para evitar que la startup haga una ampliación de capital a una valoración menor, incentivando la creación de valor a los fundadores ya que así la valoración augmente también. Los VC se quieren protegerse ante el riesgo de que la empresa levante más rondas cuando esté mal. De esta manera, evitan que se diluyan enormemente y la pérdida de control sobre la empresa, aunque hay muchos profesionales que no lo encuentran lo más recomendable.

Por lo tanto, la dilución es una parte lógica y natural del crecimiento de las startups y, si se hace adecuadamente, la principal consecuencia es que aumente la valoración de la startup. De esta manera, las participaciones de los inversores y fundadores también se verán beneficiadas.

Nueva llamada a la acción

Manifestaciones de interés y PERTEs: ¿Qué son y qué beneficios aportan?

Claudia Londoño
Desarrollo de negocio

El Gobierno español ha lanzado convocatorias de manifestaciones de interés para recabar propuestas e información que faciliten la definición y concreción de las líneas de actuación en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

La información que se recopile mediante las también llamadas convocatorias de interés, ayudará a definir las líneas estratégicas de actuación en cada ámbito. Asimismo, ayudará a establecer los mecanismos de financiación correspondientes u otros mecanismos de apoyo, y a establecer los parámetros técnicos que permitirá la valoración y selección de las actividades para acceder a estos mecanismos.

Por el momento, ya se han cerrado cuatro convocatorias:

  1. Movilidad Eléctrica.
  2. Hidrógeno renovable.
  3. Reto Demográfico.
  4. Programa de Impulso de Proyectos Tractores de Competitividad y Sostenibilidad Industrial.

Más abajo explicaremos las convocatorias que están vigentes.

CARACTERÍSTICAS[1]

Para poder presentar una manifestación de interés, se han de cumplir estos requisitos:

  • Los proyectos han de tener un presupuesto mínimo de 40 millones de euros.
  • Debe involucrar una parte sustancial de una determinada cadena de valor industrial.
  • Ha de ser un proyecto tractor y cooperativo: han de colaborar mínimo 5 entidades, con una empresa líder vertebradora. Del conjunto de empresas, un 40% ha de ser PYME.
  • Entre las participantes, deberá haber una al menos que sean las proveedoras de conocimiento. Es decir, que tenga capacidad técnica y organizativa suficiente para la realización de las actividades de I+D que incorpore el proyecto tractor.
  • El proyecto debe tener un carácter innovador y con un importante valor añadido de I+D+i.
  • Ha de tener impacto en más de una comunidad autónoma y tener carácter vertebrador.
  • Los beneficios del proyecto no han de limitarse a las empresas o sector involucrados, han de tener mayor relevancia y aplicación a nivel de la economía o sociedad.
  • Los beneficiarios deben participar en la cofinanciación del proyecto.
  • La empresa líder se ha de comprometer a difundir los nuevos conocimientos más allá de los adquiridos en el contexto del trabajo financiado más allá de sus único clientes y proveedores.
  • Las empresas que componen las propuestas han de estar constituidas en España, y no han de tener dificultades en el sentido de las directrices de la Comisión Europea sobre ayudas para el rescate y reestructuración de empresas en crisis.

Aun así, a día de hoy siguen abiertas seis convocatorias que buscan identificar estos proyectos.

Nueva llamada a la acción

CONVOCATORIAS ABIERTAS

1. Flexibilidad del sistema energético, infraestructura eléctrica y redes inteligentes y despliegue del almacenamiento energético.

Como veremos, el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) está detrás de muchas manifestaciones de interés. En este caso, quiere flexibilizar el sistema energético, la infraestructura eléctrica y redes inteligentes y el despliegue del almacenamiento energético.

Está abierta hasta el viernes de 26 de febrero de 2021.

2. Energías renovables

 El MITECO tiene la convocatoria abierta hasta el 26 de febrero. Hasta entonces pretende dentro de la palanca de transición energética justa e inclusiva, identificar que actuaciones e instrumentos pueden permitir la adecuada movilización de los fondos.

3. Fomentar la economía circular en el ámbito de la empresa como instrumento para la recuperación.

MITECO tiene como objetivo identificar el estado del mercado en cuanto a proyectos para fomentar la economía circular. Se incluye dentro del componente 12, sobre “Política Industrial de España en 2030”. En este, hay un Plan de apoyo a la implementación de la Estrategia Española de Economía circulas y a la normativa de residuos”.

Es decir, quiere recabar información que permita construir y desarrollar las líneas estratégicas de actuación para el fomento de la economía circular en el ámbito de la empresa.

Se pueden presentar entre el 27 de enero hasta el 26 de febrero.

4. Identificar líneas de actuación que impulsen las energías sostenibles en las islas como instrumento de recuperación.

De la misma manera que en las otras manifestaciones de interés, se pretende identificar los proyectos, iniciativas o líneas de actuación para el impulso de la energía en las islas. Ya que, dentro del plan, hay la política palanca de transición energética justa e inclusiva.

El plazo para presentar las propuestas acaba el 26 de febrero.

5. Manifestación de interés para identificar el impulso de las comunidades energéticas locales como herramienta de recuperación frente al COVID-19.

El MITECO (Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico) está buscando identificar proyectos, iniciativas o líneas de actuación en el ámbito de las comunidades energéticas. Esta manifestación de interés está dentro de la palanca agenda urbana y rural y lucha contra la despoblación, que comprende u plan de transición energética para la España vaciada, que pretende impulsar, entre otras, las comunidades Energéticas Locales.

Se pueden presentar propuestas hasta el 26 de febrero.

6. Conectividad digital, impulso de la ciberseguridad y despliegue 5g

Esta manifestación de interés se cierra el 15 de febrero. Las propuestas deben señalar qué instrumentos son los más adecuados para lograr los objetivos establecidos, y qué condiciones son necesarias.

Pueden acudir tanto agentes privados y público, como operadores de infraestructuras, operadores mayoristas, operadores minoristas, tanto de forma individual como asociados para el proyecto.

UTILIDAD

El objetivo de las manifestaciones de interés es, en resumidas cuentas, coger ideas. Como hemos comentado, pretenden identificar la situación del mercado actual y que propuestas o actividades ofrecen las empresas.

Con este trabajo de identificación de las diferentes áreas de interés, el Gobierno de España elaborará las futuras convocatorias de ayudas que financien los proyectos estratégicos (PERTEs) para la transición de la industria.

Pero ¿Qué son los PERTEs?

PERTE: PROYECTOS ESTRATÉGICOS

Dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), se han creado los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTEs). Esta figura creada por el Gobierno pretende controlar y ejecutar los proyectos con mayor inversión dotados del fondo europeo.

Los PERTEs, pese a haber sido creados gracias a los fondos excepcionales europeos, quieren ser proyectados como proyectos de carácter permanente. Aun así, tienen una normativa muy ambigua. El objetivo de esta permanencia es reforzar los proyectos que contribuyen claramente al crecimiento económico, al empleo y a la competitividad.

Además, pretenden reflejar a nivel nacional los proyectos importantes de interés común europeo. Estos proyectos han de ser una colaboración público-privada, y estos proyectos han de ser aprobados por el Consejo de Ministros.

¿Cómo se gestionarán?

Se creará un “Registro estatal de entidades interesadas en los PERTE”, en el que las entidades, públicas o privadas, tendrán que registrarse cuando quieran desarrollar uno de estos proyectos.

Las entidades registradas en un PERTE serán considerada preferente para la colaboración con las administraciones Públicas en relación con el desarrollo de ese proyecto, y se tendrá en cuenta de forma prioritaria para ser nominado por España para conseguir los fondos europeos.

SIGUIENTES PASOS

Por el momento, una vez analizados los resultados, se elaborará un mapa de grandes proyectos para la modernización de la industria española. En febrero se tendrá una primera categorización de propuestas y se iniciará un proceso de evaluación de las MDI presentadas.

¿CÓMO PRESENTAR UNA?

Si quieres presentar una manifestación de interés, puedes encontrar la plantilla que ofrece el Gobierno aquí.

Las convocatorias de financiación derivadas de las manifestaciones de interés tendrían que empezarse a materializar entre el 2ndo y 3r Q del año. Por lo que estaremos atentos a las diferentes convocatorias y condiciones de estas.

¿CÓMO ACCEDER A LAS AYUDAS?

Una vez las ayudas estén aprobadas y en marcha, la forma de acceder a estos fondos es a través de las Comunidades Autónomas, que gestionarán gran parte de los fondos y a través de las entidades públicas, como el Red.Es, el CDTI o el IDAE.

Si quieres saber más sobre los fondos de Next Generation EU, te dejamos aquí un blog dónde te explicamos todos los detalles.

¿Quieres saber más? Contáctanos y resolvemos tu dudas.

Nueva llamada a la acción


[1] https://industria.gob.es/es-es/participacion_publica/Paginas/DetalleParticipacionPublica.aspx?k=362

¿Qué son los préstamos participativos?

Maria Alejandra Vivas
Account Manager

Los préstamos participativos son una herramienta de financiación que se materializa en función de los beneficios de una empresa. Es decir, una figura que decide financiar con fondos propios concede un préstamo a una empresa a cambio de una remuneración que variará en función de los beneficios que vaya obteniendo, a parte de la devolución corriente del dinero con intereses. 

CARACTERÍSTICAS

Los préstamos participativos tienen varias características que lo diferencian de un préstamo convencional. Esto les hace ser un instrumento bastante útil e interesante cuando se necesita financiar el inicio de la actividad.

  • En primer lugar y cómo hemos comentado. la entidad prestamista participa de los beneficios de la empresa, a través de un tramo variable del tipo de interés; que va en función del resultado que haya obtenido la empresa en el ejercicio precedente. También dependerá del patrimonio total, del volumen de negocio o de cualquier otro ratio que acuerden ambas partes que participan.
  • A efectos mercantiles, serán vistos a nivel contable y fiscal como fundos propios. Esto mejora la imagen de solvencia del balance, y es muy bien acogido por el resto entidades financieras. Esto es debido a que tendrá un efecto en la reducción de capital y liquidación de la legislación mercantil.
  • Penalización: en el acuerdo se podrá pactar una cláusula que indique cómo o cuánto se penaliza a la empresa financiada en caso de amortización anticipada, ya que esta, solo se podrá hacer si se compensa con una ampliación de la misma cantidad. 
  • Prelación de créditos: Los préstamos participativos en orden a la prelación de créditos, se situarán después de los acreedores comunes.
  • La entidad prestamista no tiene ningún derecho político sobre la empresa, ni tampoco participa en la gestión de la misma.

Nueva llamada a la acción

Los préstamos participativos son muy característicos ya que son vistos como una financiación ajena en donde el tipo de interés es variable en función de los resultados de la empresa en sus beneficios. Además, no podrá ser un amortizado ya que en muchas ocasiones también se perciben como fondos propios, por lo que, en lugar de utilizar la liquidez para poder solventar la deuda con los proveedores, se tendría que destinar esta a la amortización del préstamo. 

A efecto contable, este préstamo en concreto no se recoge en el balance con un apartado propio, sino que figura en forma de patrimonio contable a efectos de reducción de capital y disolución de sociedades.  

ACLARACIONES

Para que no exista confusión, también debemos aclarar que el préstamo participativo se encuentra por debajo, a nivel estructural, que el pago de las inversiones a los accionistas. Es decir, una vez generados beneficios, primero se reparte lo fijado con los inversores privados y luego se cubre la deuda con el prestamista. 

Los préstamos participativos pueden ser un instrumento financiero bastante útil e interesante cuando se necesita un empuje en el comienzo de la actividad empresarial de una sociedad que tiene una proyección de futuro interesante. Normalmente son préstamos a largo plazo en los que su amortización es limitada.

Si quieres conocer qué tipos de préstamos participativos existen en el mercado, puedes cerrar una reunión con nosotros para ver qué instrumento se adapta mejor a tus necesidades.

Nueva llamada a la acción

7 errores financieros que todo emprendedor ha de evitar

Jonatán Lara
CFO

Cuando un proyecto empieza, es habitual que el equipo fundador, indiferentemente de su background, lleve todas las finanzas del proyecto. Esto provoca que en muchos casos se cometan errores financieros o “novatadas” que pueden afectar al rendimiento de la empresa. ¡Aquí te dejamos algunos de ellos!

1. Tomar decisiones sólo con la caja

Muchos emprendedores sólo tienen en mente de cuánta caja disponen. Con estos datos acaban tomando decisiones que pueden acabar perjudicándoles a corto plazo. Para tomar decisiones, se ha de tener en cuenta las proyecciones de la caja para que ese gasto no afecte de manera negativa a la empresa al cabo de los meses. Es decir, se ha de contemplar una caja de seguridad en caso de que surjan imprevistos.

2. No reducir pérdidas

Cuando se trata de del P&L, muchas empresas no son conscientes que pueden activar gasto. Al hacerlo, reduciremos nuestro resultado antes de impuestos, por lo que, consecuentemente, pagaremos menos impuestos.
Este pequeño ahorro nos puede ayudar a ser más eficientes en capital y nos permitirá tener una estructura más eficiente.

3. Prima de emisión: un elemento necesario

Recordamos que los fondos propios de una empresa se componen del capital, reservas, la prima de emisión y el resultado del ejercicio, entre otras principalmente. Pero ahora nos queremos centrar en la prima de emisión. Este es uno de los errores financieros que se dan cuando una startup decide hacer una ampliación de capital.

Pero antes de nada, explicar que la prima de emisión es el sobreprecio que se paga por una acción respecto a su valor nominal. Es decir, es la diferencia entre el valor de la emisión y el valor nominar de esa acción. Para poner un ejemplo, los primeros accionistas compraron participaciones por valor de 10€. Al pasar el tiempo, la empresa va ganando valor, y las acciones ya no se emiten por 10€, sino por 30€. Esta diferencia es la prima de emisión.

Cuando abres una empresa empiezas con un capital mínimo de 3.000€. En las ampliaciones de capital nos interesa redirigir lo máximo posible de ese dinero a la prima de emisión, para hacer así que el capital social aumente lo mínimo posible.

Esto es porqué, si los fondos propios bajan y pasan a ser menores del 50% del capital que tenemos, entramos en concurso de acreedores. Si tienes un año malo, y se producen muchas pérdidas, se reducirán muchísimo los fondos propios. Pero, si mantenemos una prima de emisión alta, proteges los fondos propios manteniéndolos altos. O que es lo mismo, te proteges del concurso manteniendo el capital bajo y aumentando los fondos propios.

Nueva llamada a la acción

4. No proyectar gastos

Cuando empiezas, un error muy común (a veces por falta de tiempo, otras por falta de conocimiento) es no proyectar los gastos. Si no lo proyectamos, no podremos prever el comportamiento de la caja y, consecuentemente, no podremos tomar decisiones para hacer el modelo de negocio más eficiente. Por ejemplo, si tenemos proyectados los gastos, podremos decidir cambiar nuestro modelo de subscripción: podremos flexibilizar los cobros sin que te afecte demasiado a la caja. De esta manera, planificaremos cómo cobrar y cómo pagar.

5. No tener un plan financiero

Otro problema importante que suelen tener los proyectos que apenas empiezan es la falta de un plan financiero, a pesar de que es uno de los documentos más importantes de la empresa (si quieres saber cómo hacer un plan financiero invertible, puedes leerlo aquí).

Si no lo tienes, no sabrás si lo estás cumpliendo o si te estás desviando de él, es decir, si estás creciendo de manera adecuada. Tener una leve percepción no es suficiente: necesitas un control de los flujos de caja y las proyecciones para poder tomar decisiones.

Un CFO no es importante sólo para pronosticar el futuro y plasmar un plan financiero, es velar por que esto se cumpla y entender el por qué de las desviaciones que se vayan produciendo. Te evitará errores financieros y te ayudará a saber las causas para tomar medidas correctivas a tiempo para amortiguar el impacto tanto a corto como a largo plazo.

6. Pagos de impuestos


Otra novatada es no estimar los impuestos que debes pagar cada mes o trimestre. Este pago puede producir un desajuste en la caja que no se preveía. Es importante que el/la emprendedor/a conozca y sepa que algunos impuestos pueden aplazarse, y de esta manera proteger la caja.

7. No conocer las distintas oportunidades de apalancamiento a las que puedas optar.

Finalmente, este es un problema muy frecuente que nos encontramos. Muchos emprendedores al empezar no saben qué instrumentos existen para poder financiar sus necesidades. Se pueden contemplar, no solo financiación privada, sino la pública, la bancaria o incluso los incentivos fiscales. Si quieres conocer todas las opciones, puedes encontrarlas aquí.

Estos son algunos de los errores financieros que más vemos desde Upbizor. Y, aunque algunos no son graves, es importantes tenerlos en cuenta para poder tomar las decisiones correctas y crecer adecuadamente. Si quieres saber más sobre qué vigilar, te dejamos un post sobre cómo financiar tu empresa eficientemente.

Nueva llamada a la acción

La tasa de descuento

Jose Muñoz
Financial Analyst

La tasa de descuento es una variable financiera que todos hemos comentado alguna vez, aunque no seamos conscientes. Quizás habéis escuchado algo como “10.000 pesetas de las de entonces”, refiriéndonos a que esa cantidad de dinero (60€ actuales) nos permitía en su momento hacer muchas más cosas que ahora.

Además, esta magnitud también es clave para estimar el valor actual de una startup. El post de hoy explicaremos qué es y cómo nos puede ayudar a estimar la valoración de nuestra empresa.

¿QUÉ ES LA TASA DE DESCUENTO?

Ésta tasa nos permite traducir el dinero del futuro, al dinero del presente. Es decir, es el porcentaje que se aplica a una cantidad futura para estimar su valor hoy.

Para calcularla se emplea el WACC (Weighted Average Cost of Capital). Esta es la cantidad sobre la que vamos a hacer los descuentos en un modelo de valoración DCF (Discounted Cash Flow), o modelo de flujos de caja descontados en español. Este modelo permite valorar compañías mediante la aplicación de descuentos de flujos de caja.

Factores

Lo interesante es tener en cuenta los siguientes factores que afectan una cantidad de dinero por el paso del tiempo:

  1. Rentabilidad del dinero: Si, por ejemplo, ponemos el dinero en un cajón, es obvio que es una mala decisión financiera (¡Aunque no siempre lo parece!). Esa rentabilidad compensará la pérdida del valor del dinero por el paso del tiempo.

Para calcularla, se tienen en cuenta la rentabilidad de los activos financieros libres de riesgo, la rentabilidad del mercado en su conjunto y la volatilidad de las rentabilidades.

  • El riesgo que las operaciones que realizamos con ese dinero. Cuanto mayor sea el riesgo de retorno futuro de la inversión que hemos hecho, mayor será la tasa de descuento. Consecuentemente, este es el factor más relevante que afecta a la valoración de una startup. Es por ello, que tenemos que cuantificar de alguna manera la probabilidad de esos flujos de caja futuros se produzcan. Es decir, es el riesgo que implementaremos en la fórmula del WACC (cuánto más riesgo de que no se produzcan los retornos esperados o no se devuelva la deuda, mayor el coste tanto en la deuda como en el capital); haciendo que el valor del WACC aumente considerablemente y haciendo que el valor presente de los flujos de caja futuros sean mucho menor.

Nueva llamada a la acción

¿CÓMO LA APLICAMOS EN UNA VALORACIÓN?

Esta tasa corresponde al coste de los recursos financieros que utilizamos para hacer una inversión. Y, como hemos dicho, se emplea para traer a un valor actual un valor estimado en el futuro.

Ahora vamos a lo que nos interesa: queremos saber la valoración de una Startup dentro de, por ejemplo, 3 años.

Para poder estimar el valor actual, necesitamos tres importes:

  1. El valor futuro del activo: Es el valor futuro de los FCF (Flujos de caja libre) que generará la empresa; sumado del valor total del activo en cuestión (en este caso, la startup). Este valor es el denominado Terminal Value. Siguiendo el ejemplo, podemos establecer una valoración postmoney de una Startup dentro 3 años. Por ejemplo, 5 millones.
  2. Número de años que separan el valor actual y el futuro: En este caso, 3 años.
  3. La tasa de descuento: En una Startup, la rentabilidad puede llegar a ser bastante relevante, así como el riesgo de no lograrla. Por eso, las tasas de descuentos tienden a ser lo suficientemente altas debido alto riesgo que implican: no hay que poner menos del 35%. En nuestro ejemplo, pongamos un 40%.

Cuando ya tenemos estos 3 datos, podemos calcular el valor actual de la empresa con la siguiente fórmula:

Es decir, con lo que valdría mi startup hoy, suponiendo que se cumplieran los planes de conseguir en 3 años una valoración de 5.000.000€ y asumiendo una tasa de descuento del 50%, serían aproximadamente 1.481.480€.

Si la tasa de descuento fuese del 40%, es como decir que el riesgo implícito sería menor, y en este caso, como la valoración de la empresa no la hemos modificado, el valor presente de la misma es mayor, y por lo tanto la revalorización futura también será menor. Para que dentro de 3 años esa inversión menos rentable y menos arriesgada valiese lo mismo que la anterior más arriesgada (con una tasa de descuento del 50%), hoy tendrá que valer más dinero. Por lo tanto, una reducción de la tasa de descuento aumenta el valor actual de la Startup para una misma valoración futura.

De la misma manera, si alteramos el tiempo, por ejemplo, reduciéndolo 1 año, la valoración actual subiría. Esto es porqué tengo un activo que a igual riesgo que el primero (manteniendo la tasa de descuento al 50%) alcanzará los 5 millones de euros en un año menos.

Si quieres saber cómo crecer de manera eficiente y sin diluirte, te dejamos aquí un post para que encuentres las respuestas.

Nueva llamada a la acción