Tag: inversores

El papel de las aceleradoras
Por lo general, se incluye de manera errónea el papel de las aceleradoras. Se les asigna unas tareas de otro tipo de organizaciones. Suelen estar relacionadas con incubadoras, Business Angels e inversores de capital riesgo.
 
El papel de las aceleradoras son programas de una duración aproximada de un año. Su objetivo es ayudar a las empresas a definir y a construir sus productos iniciales. También identificar segmentos de clientes potenciales. Así como garantizar recursos, incluyendo el capital financiero y humano.

La inmensa mayoría de aceleradoras se centran en promover la innovación tecnológica y soluciones escalables.

El apoyo a las startups, suele darse mediante sesiones formativas, mentores, acceso a potenciales inversionistas… En algunos casos, reciben financiación y un espacio de oficinas. Pero esto va a cambio de un porcentaje sobre el capital de la empresa.
 

Nueva llamada a la acción

¿De dónde vienen las aceleradoras?

La primera aceleradora (YCombinator), apareció en el año 2005 en Cambridge. Su idea fue facilitar acceso al capital seed a los proyectos tecnológicos emergentes. Desde entonces, el sector de las aceleradoras ha crecido exponencialmente. Se ha convertido en un actor principal del ecosistema inversor, actuando como mentores. Su función es de patrocinadores y generadores de dealflow para inversores de capital riesgo y posibles socios comerciales. En la actualidad, aproximadamente un tercio del total de las aceleradoras a nivel mundial se encuentran en Europa.  

A partir de 2010, como respuesta al creciente interés de las grandes corporaciones por formar parte del ecosistema de las startups, surge un tipo especial de aceleradora:  

Aceleradoras corporativas: su aparición fue consecuencia de la voluntad de las grandes corporaciones de acercarse a emprendedores, con el fin de aumentar la innovación, conocer nuevas tecnologías, acceder a talento y asimilar nuevas formas de trabajo.   Son muchas las formas en las que las grandes corporaciones están accediendo al ecosistema de startups; en algunos casos prestan apoyo a aceleradoras con un enfoque industrial y en otras, crean asociaciones con otras aceleradoras independientes o se construyen internamente.

Beneficios de tener programas de aceleración en las grandes corporaciones:

Las aceleradoras corporativas son una manera de canalizar la innovación hacia la gran empresa, mantenerse a la vanguardia de las nuevas tendencias del mercado, además de ser un mecanismo que facilita los cambios en la cultura organizacional, debido a que las estructuras robustas de las grandes empresas no promueven una actitud emprendedora entre sus colaboradores.

Adicionalmente, existen beneficios colaterales tales como relaciones publicas y/o responsabilidad social corporativa.

Fuente: Informe de aceleradoras corporativas de Startups y transformación digital, realizado por Digital Migration Partners.

Nueva llamada a la acción