Tag: Startups invertir

Métricas para una ronda FFF

Jose Muñoz
Financial Analyst

Hay unos cuantos indicadores objetivos o métricas que el inversor puede evaluar relacionándolos siempre con la fase en la que se encuentra la startup en la que planea invertir. 

Aunque en la ronda FFF hay una falta de métricas, el inversor puede tener en cuenta algunas de ellas para conocer la tracción de la startup. Unas son puramente económicas y otras tienen más relación con la escalabilidad del producto.

  1.  Trayectoria financiera

La información financiera de la compañía es relevante para estudiar la evolución de la empresa. Sus ingresos (que se pueden medir por cliente o por transacción), sus gastos, y sus beneficios o pérdidas son datos fundamentales para tomar una decisión. Al ser un criterio incierto, hay que recurrir a los ingresos recurrentes, es decir, a los ingresos fijos, que casi no dependen del azar y que no tienen que caerse de un día para otro. 

El concepto de Pipeline o embudo de ventas ha de estar presente mostrando cada una de las etapas de una negociación. En fase temprana, un buen pipeline con un funnel estudiado puede significar que hay un Product Market Fit, y por lo tanto una tracción. 

  1. Mercado

¿Cómo se valoran las otras startups del ecosistema? Es importante fijarse en las operaciones que hayan hecho otras empresas de tu sector y que estén en una situación de mercado similar a la tuya. Del mismo modo, es muy probable que muchos de tus potenciales inversores partan del mismo punto. 

Otro aspecto relevante, es el Time to market. Muchas veces el éxito de un negocio lo determina el momento de estar presente para aprovechar la oportunidad del mercado. No es lo mismo empezar una empresa de marketing de influencers en 2021 que en 2017, donde el time to market era el adecuado y había un hype que impulsaba las valoraciones muy al alza. 

Nueva llamada a la acción

  1. Dilución

¿Cuánto me quiero diluir en esta fase? Esto consiste en que el emprendedor determine sobre la base de cuánto dinero necesita en esta fase, el porcentaje de dilución que está dispuesto a asumir. Es muy importante que el emprendedor siga manteniendo una participación considerable en las primeras fases de la compañía ya que la alineación del emprendedor con el proyecto en prácticamente el 100 % de los casos marcará el éxito del mismo. Además, un proyecto que se ha financiado de manera bootstrap atraerá a más inversores en el futuro.

Según el estudio realizado por Javier de Toro, en una ronda pre-Seed es habitual tener un porcentaje de dilución del 14% con un 4% de desviación. 

  1. CAC o Coste de adquisición de cliente

Es la inversión económica que hemos hecho para conseguir que un consumidor potencial se convierta en una conversión final y adquiera nuestro producto o servicio. Por lo tanto, sabremos cuánto le cuesta a la startup la captación de un cliente a lo largo del tiempo y podremos analizar cómo evoluciona. 

Es importante saber el dinero que me puedo gastar por cada cliente que intento captar. Por ejemplo, si tengo un presupuesto de 1000€ y una conversión de cliente/lead de 10%, si intento capturar 100 leads, me puedo gastar máximo 10€ por lead y mi CAC será de 100€. Este tipo de captación será rentable siempre que el LTV>CAC. Si esto no sucede tenemos dos opciones, aumentar el LTV o cambiar el modelo de captación adaptándolo al LTV que nos da el cliente.

  1. Burn rate

Se refiere al dinero que una empresa quema antes de tener un flujo de caja positivo. Ayuda a saber a qué velocidad tu empresa gasta su capital, y por tanto, el tiempo que tienes para conseguir que tu negocio sea rentable.

  1. Conversión

Esta métrica no solo nos dice si la compañía atrae usuarios, sino que también transforma esta atracción en ingresos. Demuestra la capacidad de monetizar el producto. Este porcentaje se calcula dividiendo el número de clientes que han gastado dinero en la plataforma entre el total de usuarios adquiridos. Es interesante analizar la captación de clientes por fase en el funnel, para poder ver con más detalle dónde estamos fallando.

Nueva llamada a la acción

8 aspectos que un inversor exigirá a una startup

Jonatán Lara
CFO

Todo proyecto empresarial empieza por una idea vista como una oportunidad. La oportunidad convence para poner la idea en marcha gracias a que detecta su potencial y viabilidad, existiendo posibilidades de implementarla y estructurarla. Esto se describe en el Plan de Negocio, PdN o estudio de viabilidad, que debe detallar las características del producto/servicio, mercado, competidores y organización. 

El estudio de viabilidad será importante y el eje de la estrategia, será la tarjeta de presentación del proyecto. Antes de facilitar el PdN, al inversor hay que enviarle un Investor Deck (primer contacto que tienen un inversor sobre tu empresa) que debe ser claro y conciso, explicando brevemente: 

  • La propuesta, el problema y su solución (Unique Selling Proposition)
  • El mercado; tamaño, competencia y potencial de crecimiento 
  • Metas y objetivos a corto y a largo plazo
  • Necesidades de fondos
  • El equipo

Los inversores especializados y profesionales tienen la habilidad de identificar los puntos débiles o riesgos de los proyectos. El PdN debe transmitir la sensación de que los riesgos existen, pero son los inherentes a cualquier proceso emprendedor y no son exclusivos del nuestro. 

Nueva llamada a la acción

Aspectos a tener en cuenta

¿Qué aspectos del plan de negocio hay que trabajar con especial cuidado para convencer a los inversores? Hay una serie de características que los inversores tienen en cuenta a la hora de escoger si invertir en un proyecto:

  1. Calidad del equipo. Aquí radica en gran medida el éxito del proyecto. Los inversores invierten en compañías basándose en la confianza que el equipo gestor les transmite. La startup ha de ser atractiva, con un equipo comprometido y balanceado, es decir, con un equilibrio comercial, financiero, operativo… y con experiencia en el sector. Un buen equipo ha de demostrar sus habilidades analíticas, emocionales y de implementación del plan original e incluso cambiarlo o adaptarlo a nuevas situaciones. Ha de ser capaz de conocer sus fortalezas y debilidades al mismo tiempo que ha de tener una inquietud por lo que pasa a su alrededor; identificar oportunidades y amenazas del exterior.
  1. Innovación. El proyecto debe ofrecer elementos de innovación que los distinga de sus competidores, de modo que puedan ofrecer una propuesta de valor diferenciadora. Un conocimiento específico profundo de una industria ayudará a tener una ventaja competitiva. Una tecnología disruptiva y única aporta un valor diferenciador y ayuda a hacerse un hueco en el mercado. 
  1. El problema y la solución. Hay que identificar un problema real existente y una solución que el mercado comprará. Es el origen de la oportunidad que se está ofreciendo al inversor.
  1. Modelo de negocio. El mercado comprará el producto/ servicio mediante un modelo de negocio implementado escalable, factible y viable. El modelo de negocio (cómo ganar dinero) apoyado con una estrategia de comercialización ha de permitir crecimientos sostenibles a largo plazo. Cabe destacar que se debe buscar un inversor que se adecue a tu modelo de negocio ya que no cualquier inversor está dispuesto a invertir en tu empresa.  El Roadmap del proyecto va a ser un punto clave para marcarnos los principales hitos tecnológicos y comerciales requeridos por la startup para que esta no fracase. Este elemento sirve para establecer las etapas y los “timing” en la búsqueda de rondas de financiación para nuestro proyecto. 
  1. Plan financiero. Proyecciones financieras, objetivos a conseguir y expectativas. Se debe mostrar la necesidad financiera de la empresa y lo que van a lograr si consiguen la inversión que buscan. Es el análisis cuantitativo de la previsión de cuenta de explotación, balance y flujos de tesorería. 
  1. Time to Market. En muchos casos el éxito comercial de un producto o servicio no lo determina la calidad, ni la campaña de marketing ni el precio, si no el momento de estar presente para aprovechar la oportunidad del mercado. Tan importante es el poder llegar al mercado a tiempo como el no adelantarnos al mismo.
  1. Capital propio. Aportar capital propio demuestra el compromiso de los emprendedores con el proyecto porque apuestan a financiar las primeras etapas del proyecto con su propio dinero. Este capital ayuda a crear y construir un tejido de industria avanzada, por ese motivo, es fundamental tener suficiente caja para aguantar todo el proceso.  
  1. Retornos aceptables para el inversor. Uno de los objetivos últimos del inversor consiste en obtener una rentabilidad, y esta rentabilidad debe estar alineada con el riesgo que se asume, que en una startup será más elevado que en otros proyectos más consolidados. Estos retornos deben de estar ligados y demostrados en el plan financiero, para que el inversor tenga visibilidad de los números.

Conclusión

En el momento de encontrar a los inversores, la startup deberá mostrar niveles muy altos de pasión e involucración en el proyecto. Esto le permitirá transmitir el negocio y no solo el producto y explicar por qué la compañía será capaz de generar un crecimiento exponencial y cuáles son sus planes para conseguirlo. En fases muy tempranas, el 80% del valor de una startup está en el equipo y su capacidad de hacer posible la visión que sus miembros tienen en mente. Por ese motivo, el equipo deberá también evidenciar por qué es el mejor para ejecutar el plan. Compromiso, resiliencia, flexibilidad, ejecución y visión son los valores más importantes que ha de tener una startup según un inversor.

Podemos concluir que un proyecto se considerará bueno cuando este sea invertible, factible y viable. Un buen proyecto ha de tener un mercado claro, un equipo diverso formado por personas que no tengan un único perfil, debe de encontrarse en el momento adecuado y finalmente, este ha de ser escalable.

Nueva llamada a la acción

La situación del Venture Capital en Latinoamérica

Esta semana nos hemos reunido con Daniel Blandón, co-founder y managing partner de Simma Capital (Colombia); Sebastian Gonzalez, head del Venture Partnership Hispam de Wayra Capital (Chile); José García Herz, de Winnipeg Capital (Perú); y finalmente con Daniel Salvucci, partner en Draper Cygnus VC Fund en Argentina. En este webinar hemos aclarado la situación actual del Venture capital y las tendencias que tiene.

Hace 10 o 15 años el ecosistema inversor en Latinoamérica se centraba en PYMES y en hacerlas crecer, pero sin buscar el crecimiento explosivo de la escalabilidad de las startups tecnológicas.

Todos se muestran optimistas ante la situación y la evolución que está teniendo el ecosistema en los últimos años. Aun así, coinciden que pese al crecimiento que ha experimentado estos últimos años, aún queda trabajo por hacer. Como indicaba Daniel Blandon, la tendencia es muy similar en Latam. “Para ejemplificar la magnitud de la diferencia de la que partimos: en Colombia, del 2011 al 2016, en Venture Capital se invirtió el mismo promedio de lo que se invierte en EEUU en 2 horas”. Coinciden que el avance es mucho y se hace rápidamente, y que hay buenas oportunidades.

“Estamos en un momento muy interesante. Tenemos el reto y la responsabilidad de subir un poco el nivel. Hay aprendizajes, y hay cosas que no podemos hacer más: tanto de parte de los emprendedores como de los inversores.” Comentaba Daniel Salvucci. Sebastian Gonzalez agregaba que “se necesita educar y profesionalizar más a las personas que se van a incorporar al ecosistema”.

EL PRINCIPAL RETO

Latam está desarrollándose, con los retos que esto implica. A pesar de que el ecosistema va creciendo en inversores y recursos, la velocidad de crecimiento no es igual en los inversores que en los emprendedores.

Apuntan a que los fondos se han de profesionalizar, e intentar llegar a cubrir estadios más avanzados en la curva de financiación. Sebastian Gonzales indicaba que “es una industria que ha ido creciendo, pero todavía hay muchos estadios de financiación que no llegamos: hay gaps de series B para adelante. Esto hace que muchas startups no lleguen a convertirse en scaleups”. Añade que, dado este gap, las empresas han de internacionalizarse de manera rápida.

TODOS LOS JUGADORES APORTAN

En el ecosistema cuentan con Venture Capital corporativos, que están invirtiendo fuerte. Sebastián González destacaba su papel, ya que “estos pueden ayudar a dar la vuelta a la balanza, ya que invierten de manera directa y pueden participar con tickets mucho más grandes sin necesidad de estructurar un fondo o una tesis de inversión, porque el balance sheet lo permite”.

Además, también entra en la ecuación otros players como Europa o EEUU. Ambos están tomando muchas oportunidades y cada vez están invirtiendo más. “Ya no solo se quedan en una serie A, y esto hace desarrollar un efecto positivo: un eco en la industria” comenta Daniel Blandon. “Pero vemos un reto: esa oportunidad de ir a un fondo extranjero genera muchas veces una desigualdad dentro del ecosistema. Por un lado, están los emprendedores que tienen las conexiones de llegar fuera. Pero, por otro lado, está el emprendedor local  que puede ser igual de bueno o mejor, pero al no tener esas conexiones, se quedan fuera de la capacidad de levantar recursos y desarrollar su ecosistema.”

Nueva llamada a la acción

UNA VENTANA AL MUNDO

Asimismo, coinciden que, a pesar de que la industria complementa una visión de tecnología global con la intención de resolver problemas locales, estas soluciones pueden ser a nivel global. “Tenemos a nuestro emprendimiento mirando solucionar problemas locales, pero estos son muy parecidos a los de India, Tailandia o Indonesia. Ahí hay un potencial muy grande: es una parte del mundo en el que no estamos integrados. Ese es un reto que creo que nos falta como sistema en general.”

Daniel Salvucci añade que España puede ser un buen punto de pivote para que las startups españolas y latinoamericanas se acerquen un poco a esas regiones. Asimismo, Sebastián González aclara que es importante “entender el juego del Venture Capital como un juego global, no local. La pregunta real no es si estamos creciendo bien, sino cómo podemos crecer más rápido en volúmenes de transacciones y en la cantidad de estas”.

También añade que, para acercarse a nivel global, aún hay que trabajar mucho en educar a los family office, corporativos y otras instituciones de cashflow “que pueden ser interesantes, pero tienen un mindset tradicional en términos de inversión. Hemos de romper barreras culturales”.

CRITERIOS DE SELECCIÓN

Todos los fondos comparten los criterios de buscar proyectos rentables, factibles y escalables, con un gran foco en el equipo. “Aunque suene cliché, el 80% de la decisión está en el equipo emprendedor” comentaba Daniel Salvucci. “Buscamos líderes, y valoramos que tengan tracción de talento: que tengan la capacidad atraer talento”.

Él mismo aclaraba que era importante (y relacionándolo con la educación del sector) saber si tu proyecto es para Venture Capital a la hora de ir a pedirles financiación. “Vemos en muchas primeras conversaciones o cold emails, la gran mayoría de proyectos no son para el Venture Capital. Diría que, como sugerencia, nosotros pensamos en términos de oportunidades: tiene que haber un mercado realmente grade: ¡Enorme! Nosotros esperamos potencialmente (con poca probabilidad) multiplicar por 100 el valor de la valoración.”

Por otro lado, Daniel Blandon explica que ellos valoran mucho que los emprendedores hayan hecho una Due Dilligence de el fondo: “Ves que el emprendedor sabe perfectamente con quién está hablando porque te ha estudiado: no te ha enviado un email masivo”. También valoran el valor que puede aportar al proyecto y que aspiraciones de futuro tiene el equipo.

LOS PROYECTOS DE VENTURE CAPITAL

Coinciden que el tipo de empresa lo marca un poco el ecosistema. Al no haber tanto dinero disponible, no es tan fácil andar de ronda en ronda. Daniel Blandon añadía en esa línea que “Por nuestra propia cultura, también nos lleva a que seamos un poquito más conservadores en ese sentido y no busquemos escalar, crecer, probar y equivocarnos más. Creo que es algo que tenemos que ir aprendiendo de los otros ecosistemas para llegar a esos tamaños y potenciales”.

Asimismo, aclaraba que el inversor latinoamericano también ha de cambiar el mindset: “Vemos que es más nervioso cuando ve que el burnrate empieza a ser muy alto y el runway muy corto. Digamos que no tiene esa paciencia. El ecosistema ha de aprender a que ha de tomar esos riesgos y perder dinero. Hay inversores que dejan de invertir tras perder dos veces y perdemos un  inversionista ángel potencialmente muy bueno”.

Daniel Salvucci agrega que “es una industria que no mira el downside, y solo el upside. No importa lo que pierdas, importa que ganas por mucho. Es un cambio mental muy complejo para generaciones.”

Sebastián enlazaba este concepto con la época de transición actual que está viviendo el continente ahora. “Es muy difícil, pero hemos de intentar identificar el mindset del emprendedor. A mi juicio, estamos ante un unicor mindset o un pymecorn mindset: y es clave para que las aspiraciones de las empresas se cumplan”.

“Hemos de hacer entender que ajustar el Venture capital, porqué hay muy pocas compañías y emprendedores para el Venture Capital” aclaraba Daniel Salvucci de nuevo. “Una buena startup es como los Chicago Bulls de los años 80 y 90 con Michael Jordan, Dennis Rodman, Scottie Pippen y el coach Phil: toda esa combinación. Nosotros seguimos impulsando este tipo de proyectos.”

Para concluir, todos creen que hay un potencial tremendo en el continente. Hay muchas oportunidades y problemas para solucionar, y creen que España puede hacer de puente entre Hispanoamérica y Europa.

Y como último consejo para startups españolas que quieran ir a Latam: “La puerta de entrada es clave para tu éxito. Has de escoger el mejor mercado para ti, ya sea Argentina, Perú o Colombia.” Nos decía Daniel Blandon. “Yo no me atrevo a decir cuál es el mejor lugar” finalizaba.

Lo que es indudable es el crecimiento y potencial que tiene el ecosistema de Venture Capital en Latinoamérica. “Es un reto en sí, pero eso es lo que permite esa oportunidad hoy, y siempre”.

Nueva llamada a la acción

Dilución: Qué es y cómo me puede afectar como inversor

Jose Muñoz
Analista financiero

Cuando una startup amplia capital, el concepto de dilución le sigue muy de cerca. Este término hace referencia a la disminución del porcentaje de “ownership” o acciones de los socios de una empresa a causa de la ampliación de capital.

Para analizar en qué consiste, primero aclarar dos conceptos fundamentales cuando hablamos de rondas de financiación: la valoración premoney y la valoración postmoney. La valoración premoney es simplemente la valoración previa de la startup a la ampliación de capital. En cambio, la valoración postmoney consiste en la suma de la valoración premoney y la cantidad que han aportado los inversores.

¿CÓMO SE CALCULA?

Para calcular la dilución en sí, basta con recalcular los porcentajes de acciones que posee cada uno teniendo en cuenta ambas valoraciones, es decir, el postmoney y el valor que entra.

Pongamos un ejemplo: hay 4 socios con un premoney de 400.000€ y hay una ampliación de 100.000€, haciendo una valoración postmoney de 500.000€. Por lo tanto, al inicio cada socio poseía el 25% de las acciones, pero ahora el inversor ha conseguido captar un 20% del valor de la empresa.

¿Qué pasa con los porcentajes de los socios? Hay un 20% de las acciones que ya no les pertenecen: se han diluido. Para ser más precisos, realmente tienen el mismo número de participaciones, pero al haber más acciones emitidas el porcentaje es menor. Cada socio ha visto como su propiedad se ha visto reducida proporcionalmente, perdiendo un 5% cada uno. Ahora cada uno tiene una propiedad o “ownership” del 20%.

¿ES BUENA LA DILUCIÓN?

Ahora bien, aunque sea lo que todo fundador tema, ¿Es mala la dilución? Y la respuesta es: depende. Cómo todo: Si el beneficio de diluirte es mucho mayor que la pérdida de la propiedad es buena.

Aun así, hay que poner estrategia. Sabemos que la media de empresas tecnológicas europeas se venden, cómo máximo, por 50 millones de euros (puedes ver todas las conclusiones que resumimos sobre el State of European Tech).

Al inicio, se recomienda que no haya demasiados socios fundadores (con 2 o 3 es más que suficiente) y, cuando vamos a buscar financiación a los FFF (y no, no es nuestro podcast Finanzas Frente a Frente; nos referimos a los Family, Friends and Fools) intentar no ceder demasiadas participaciones.

Nueva llamada a la acción

UTILIDAD

La dilución, por tanto, forma parte de la evolución natural de la empresa, ya que, para que el proyecto salga adelante, es muy probable que necesite alguna ronda alguna vez en el caso de que quieras un crecimiento muy rápido. En el caso de negocios rentables con CFO>0 (cashflow operativo positivo), se pueden autofinanciar el crecimiento de manera orgánica con la caja que generan.

Dependiendo de la fase en la que se encuentra la startup tendrá una dilución u otra, pues cada empresa crece en tamaño de una forma proporcional al valor que es capaz de aportar al mercado. Esto se ve reflejado en el cab table, que es el documento que refleja la estructura de capital de la compañía.

Al inicio, es habitual que el equipo fundador tenga entorno el 80-90% de acciones. A media que la empresa va avanzando y demuestre que es capaz de escalar, la situación óptima es algo más del 60-70%, con su correcta distribución.

Por ello, se recomienda ceder en cada ronda entre un 10 o 15%, aunque puede variar dependiendo de la industria.

La pérdida de control sobre la startup, es un debate todavía existente, pues el carácter positivo o negativo que genera es, en muchas ocasiones, ambiguo.

En primer lugar, la empresa ve incrementado su valor. Si bien, como hemos mencionado antes, los fundadores pierden poder en la empresa, suele ocurrir que sus participaciones tienen más valor que antes, ya que la valoración postmoney es mayor.

Y lo mismo para los inversores: el hecho de la ampliación de capital (en el caso de que no quieran aportar más capital) hará que, pese a verse reducidas (no se reducen de manera absoluta, pero si de manera relativa al haber más) , sus participaciones sean más valiosas, y consecuentemente, el dinero que no se utilice para mantener ese porcentaje de “ownership” puede invertirse en otras empresas.  De esta manera, pueden diversificar el riesgo.

La gran desventaja suele ser que el equipo fundador, al ver su poder de decisión tan reducido, pierdan la motivación al no tener incentivos. Es interesante mantener al equipo fundador hasta  el final, al igual que es importante que los intereses de los inversores y el equipo fundador estén alineados. La manera de que se mantengan en el puesto es que el coste de oportunidad sea menor al valor de su “ownership”.

PACTO ANTI-DILUCIÓN

Hay algunos fundadores que en el pacto de socios incluyen una cláusula anti-dilución. Esta cláusula sirve para evitar que la startup haga una ampliación de capital a una valoración menor, incentivando la creación de valor a los fundadores ya que así la valoración augmente también. Los VC se quieren protegerse ante el riesgo de que la empresa levante más rondas cuando esté mal. De esta manera, evitan que se diluyan enormemente y la pérdida de control sobre la empresa, aunque hay muchos profesionales que no lo encuentran lo más recomendable.

Por lo tanto, la dilución es una parte lógica y natural del crecimiento de las startups y, si se hace adecuadamente, la principal consecuencia es que aumente la valoración de la startup. De esta manera, las participaciones de los inversores y fundadores también se verán beneficiadas.

Nueva llamada a la acción

Financiación privada: Entiende el Venture Capital

Jordi Altimira
CEO

Pese a que nuestra tesis sea ayudar a crecer al emprendedor con la mínima dilución, optar por la financiación privada no tiene porqué ser malo. Siempre se ha de ser consciente en qué fase se encuentra tu empresa y qué necesidad estás financiando. Por ello, es importante entender el Venture Capital y así conseguiremos escoger la financiación más eficiente para nosotros.

QUÉ OPCIONES HAY (y cuándo es un buen momento)

En cuanto a las opciones de financiación privada, existen diversas dependiendo de la fase: solamente has de saber a qué puertas llamar en cada momento.

Justo empezando

En un momento pre-revenue, cuando estás empezando, siempre es recomendable moverte en tu entorno de “Family Friends and Fools”. Este capital privado te puede ayudar a arrancar y es el más indicado dado que en esos momentos solo se puede evaluar en el proyecto el equipo y la oportunidad.

Mínima tracción

Cuando ya tienes una mínima tracción, es decir, ya has lanzado un MVP (de las siglas Minimum Viable Product, o Producto Viable Mínimo en español), podrás ir a un Venture Capital en fase seed, o un business angel o a un Family Office. Es importante ir a sus puertas cuando ya tienes algo empezado. Una cosa está clara: las ideas por si solas, no valen nada; lo que vale es la ejecución de estas.

Una vez ya has alcanzado dicha tracción, se ha de ir a buscar al player que más se adecúe a tu startup, ya que existen diferentes inversores privados especializados en distintas fases y verticales.

La dilución no es negativa en sí, siempre que el pastel inicial se haga más grande y el crecimiento sea mayor a dicha dilución.

Nueva llamada a la acción

COSAS A TENER CUENTA

Si bien la financiación privada ofrece muchas ventajas (cuanto más capital, un crecimiento más rápido tendrás), has de tener en cuenta diferentes factores a la hora de realizar una ronda.

Elige bien a tu compañero de viaje

El viaje de emprender es duro, por lo que has de escoger bien quién estará a tu lado para llevar a cabo el proyecto. Posiblemente es un viaje entre 5 y 10 años, donde se deben alinear valores, objetivos y performance. Buscar el Win-Win es fundamental.

Siempre es recomendable rodearte de inversores que tienen cierto Know-How del sector o son expertos de alguna área en concreto de tu empresa. A este tipo de inversor se le suele llamar “Smart Money”. Te ayudará a crecer de manera inteligente y con estrategia.

Asimismo, recomendamos que el inversor esté alineado con tu manera de hacer negocio. Es mejor no tener un board muy fragmentado, ya que dificultará la toma de decisiones y puede provocar una falta de foco importante. En breves comentaremos los diferentes tipos de inversores hay y cuáles te interesa tener en tu board.

Planifica tu ronda de financiación con tiempo

Ya hemos comentado esto anteriormente, pero no por ello deja de tener importancia: En una ronda de financiación el tiempo es un elemento de negociación. Es fundamental crear la confianza a mercado y tener un buen network de inversores antes de pedirles dinero.

Por ello, has de disponer del tiempo necesario para realizarla: hazla cuando tengas métricas suficientes para poder valorar tu empresa a una valoración sólida. Cuanto mayor sea tu valoración, menor será la cesión de participaciones.

Ten suficiente caja

No solo has de planificar por las métricas, sino también por tu caja. Has de disponer de suficiente runway para aguantar todo el proceso. Si sabemos que lograrla suele tardar entre 3 y 6 meses, hemos de tener suficiente caja para poder mantener la empresa.

Si tienes un runway ajustado y te queda poca caja, significa que tienes poco tiempo y margen para negociar. Es importante tener suficiente tesorería para evitar que la necesidad de esta nos haga aceptar unas malas condiciones y acabemos cediendo más equity de la que podrías y deberías.

Realiza el “fundraising” necesario

Otra cosa que has de tener en cuenta es que has de obtener el dinero necesario. Tus objetivos es lograr lo suficiente para llegar a las métricas necesarias para poder conseguir el siguiente hito mercantil. En el equilibrio se encuentra el arte. No puedes quedarte sin gasolina para llegar a la siguiente etapa, ni tampoco tener el deposito más lleno de la cuenta, dado que va a impactar a tu dilución.

Ten una valoración sólida

Es importante que te centres en cumplir tus objetivos de métricas para, de esta manera, conseguir una valoración sólida. Esto te permitirá conseguir mejores condiciones y menos cesión de participaciones. Es decir, te financiarás diluyéndote lo mínimo (y de manera eficiente).

Por ejemplo, si eres un SaaS (Software as a Service), la valoración de tu empresa será tu MRR (Monthly Recurrent Renvenue) x 12 x (entre 5-10). Cuanto mayor sea tu ingreso recurrente mensual, mayor será tu valoración.

Contrata a un abogado de calidad

Por último, y no menos importante, has de negociar de manera adecuada las condiciones de la ronda. Busca a un despacho de abogados especializados en rondas de inversión: establecer un buen pacto de socios es diferencial.

A resumidas cuentas, la financiación privada puede ser una gran opción para acelerar tu crecimiento. Ahora bien, has de gestionarlo de una manera en que la dilución se ve compensada por el beneficio que estás obteniendo.

Nueva llamada a la acción

Cómo ha sido la inversión en startups este 2020

Todos hemos podido comprobar en nuestra propia piel. Con más o menos barreras ha sido un año difícil y extraño. Hemos tenido que adaptarnos a una nueva normalidad. Traducida al nivel de inversión en startups en 2020, ha supuesto muchos retos relacionados con la flexibilidad y agilidad de la compañía y su equipo.

CON LA TENDENCIA AL ALZA

Para el ecosistema emprendedor, en cambio, han habido cambios más prometedores. La inversión en startups del 2020 en España vuelve a sorprendernos con una subida de un 5,6% más que en el 2019. Esto supone más de 1.000M€ invertidos en startups en 304 operaciones diferentes. De forma que no solo se ha aumentado la cantidad invertida, si no también el reparto de estas inversiones. 

Cabe destacar el incremento de la participación de las corporaciones para la adquisición de startups (+63,2%). Esto es debido a la rapidez de respuesta que han presentado ante cambios bruscos sociales, como ha sido la pandemia. También se ha visto un mayor movimiento de operaciones gracias a la entrada de fondos extranjeros. Siendo unos 120M€ en el último cuatrimestre del año. Representando 47,4% de las operaciones en total.

Nueva llamada a la acción

CAMBIOS DE PARADIGMA

En cuanto a tendencia del sector en el que se invierte, a parte de los que ya encabezaban la lista el año anterior, como la Logística y Movilidad o las Fintech, se ha notado un incremento de otros sectores. Estos son los que se han visto beneficiados debido a esta situación. Como la ciberseguridad, la salud, el gaming o la educación. Por tendencia de tamaño, exceptuando casos puntuales, las operaciones de inversión siguen realizándose en fases Pre-seed o Seed.

Por otro lado, aunque Barcelona y Madrid siguen siendo de las primeras ciudades europeas con más proyección de futuro, han notado un descenso de un 12,5% y un 6,1% respectivamente. Pero no todo son malas noticias, este decrecimiento se ha visto compensado con el gran volumen de operaciones que se han realizado en la Comunidad Valenciana. Con un 55,1% más que el año anterior y en el resto del país, con un aumento del 158%. 

FELICIDADES A NUESTROS CLIENTES

Desde Upbizor, nos sentimos muy orgullosos de contar con una cartera de clientes que han sido partícipes de estas inversiones con los que hemos podido crecer juntos. Enhorabuena a todo el equipo de bnc10 (1,4M€), Prestalo (500K€), Picker (1,3M€), Naru Intelligence (1M€), Internxt (700K€), United Gamers (150K€), Kasaz (1,1M€), Baia Food (650K€), Kibus Petcare (350K€), SIARQ (246,5K€), Streamloots (4,73M€), APlanet (1,7M€), Nemuru (2,6M€), IOMED (2M€), Bnext (11M€), Yego (7M€), Payflow (1,6M€), MrNoow (150K€), Catevering (500K€), Genial.ly (4,4,M€), EthicHub (37K€), Aortyx (650K€), Factorial (15M€); y destacando la mayor inversión de este 2020 con Paack (44,64M€).

Recomendamos a las startups entender bien el proyecto que quieren llevar a cabo. Deben conocer sus necesidades financieras en cada momento. La clave para ser eficiente en capital (y de la inversión en startups) es saber para qué se está buscando la financiación. En Upbizor ofrecemos un servicio de consultoría externa con la idea de optimizar estos procesos para evitar la dilución.

Nueva llamada a la acción

Datos proporcionados por Startup Program. De la Fundación Bankinter y por ElReferente.

Tips para levantar una ronda

Otra de las claves para financiar tu crecimiento sin perder equity, es saber cómo levantar una ronda de financiación eficientemente. Por eso, te dejamos unos tips para levantar una ronda. Para que el departamento financiero diseñe la mejor estrategia posible.

El tiempo, dentro de las rondas de financiación, es un instrumento de negociación que a veces puede ser utilizado en tu contra. Por eso, una de las grandes claves financiarte diluyéndote lo mínimo, es planificarla con tiempo.

ANTICÍPATE

Siempre recomendamos planificarla con 1 año de antelación. Esto es debido a que las rondas de financiación se basan mucho en la confianza. Por lo que es conviente que empieces a conversar con los posibles inversores lo antes posible. Es importante que te conozcan bien, tanto a ti, como al proyecto.

De la misma manera, aprovecha para estudiar bien estos posibles inversores. Ten claro que tesis de inversión tienen y que otras inversiones han realizado. Igual que te han de conocer bien, es vital también conocer bien a tu inversor. Habla con sus invertidas y conóce como trabajan.

TEN SUFICIENTE CAJA

Como comentamos en otro artículo, una de las claves para conseguir las mejores condiciones en la ronda es tener el suficiente runway para aguantar todo el proceso. Es decir, el runway también nos indica cuánto tiempo tienes para negociar la ronda. Si sabemos que levantarla suele tardar entre 3 y 6 meses, hemos de tener suficiente caja para poder mantener la empresa.

Si tienes un runway ajustado y te queda poca caja, significa que tienes poco tiempo y margen para negociar. Es importante encarar una ronda sin tener el “agua al cuello”. Para evitar aceptando unas malas condiciones y acabar cediendo más equity de la que podrías (y deberías).

Nueva llamada a la acción

TEN UNA VALORACIÓN SÓLIDA

De la misma manera, es importante que planifiques los objetivos de métricas a un año vista, y le pongas foco en cumplir estos objetivos. Esto es, al tener las métricas necesarias, nos permitirá tener una valoración sólida de nuestra empresa.

Dicho de otro modo, cuanta más sólida sea la valoración, mejores condiciones conseguirás y menor será la cesión de participaciones. Esto es, te financiarás diluyéndote lo mínimo.

Por ejemplo, si eres un SaaS (Software as a Service), la valoración de tu empresa será tu MRR (Monthly Recurrent Renvenue) x 12 x 10. Cuánto mayor sea tu ingreso recurrente mensual, mayor será tu valoración.

Por último pero no menos importante, es esencial negociar de manera adecuada las condiciones de la ronda. Asimismo, establecer un buen pacto de socios es diferencial: rodéate de un despacho especializado para poder ser eficiente.

En definitiva, tener una estrategia y un control de caja eficiente son claves, ya que esto nos permite actuar y tomar decisiones estratégicas para seguir creciendo. De ahí la importancia de tener un departamento financiero eficaz, ya que ellos te guiarán en cómo levantar una ronda de financiación eficientemente.

Nueva llamada a la acción

Pledge-fund: la mejor forma de financiar tu Startup

Digamos que eres un emprendedor, tienes una startup y estás buscando financiación para que esta crezca. Hasta ahora lo más probable es que hayas estado quemando las famosas 3 F’s: Friends, Family and Fools. Llega un punto en que éstas no son suficientes. Es necesario realizar una inyección de capital para poder hacer crecer el proyecto tal y como es debido.

Frente a las dificultades que pueden llegar a poner los bancos hoy en día, la financiación privada es la solución que estás buscando. En concreto, los clubes de inversores, también conocidos como “Pledge-Funds”.

“Pledge-Fund” en España

Los “pledge-funds” llegaron a España en 2011 de la mano de Lánzame Capital. Desde entonces han cobrado un papel clave en el ecosistema emprendedor de nuestro país.

Han atraído a un gran número de inversores. La fórmula de los pledge-fund ha demostrado ser altamente atractiva para los inversores que por fin tienen la oportunidad de participar en startups de alto potencial. Sin tener que comprometer un ticket tan elevado como el que se necesita en el capital riesgo. Además, pueden elegir en todo momento aquellos proyectos que más les apasionan. En los que realmente desean invertir.

El panorama de las startups españolas ha vivido un enorme crecimiento desde el 2008. Firmas como Lánzame Capital han sido claves en este proceso. Startups como Kantox, Novicap o Lingokids necesitaron, en su fase seed la participación de pequeñas rondas de inversión por parte de clubes de inversión.

Evolución de las Startups españolas

Los “pledge-funds” han sido imprescindibles para el crecimiento de startups posicionadas hoy en día como referentes en sus respectivos sectores.

Gracias al impulso que recibió por parte de Lánzame Capital en su fase seed y su experiencia de ‘Venture Capital’ 21 Buttons consiguió cerrar posteriormente sus rondas de inversión con fondos de capital riesgo obteniendo hasta 30 millones de euros. Actualmente la startup cuenta con más de 12 millones de descargas y opera en 7 países europeos además de los Estados Unidos.

Nueva llamada a la acción